La pelea de ATE con Andrés Ibarra, le pegó de rebote a Larreta

Nacionales 16 de marzo de 2016 Por
Los estatales marcharon a la jefatura de Gobierno, pese a que en la Ciudad no hubo despidos.
image (1)

ate

El jefe de Gobierno, Horacio Rodíguez Larreta, sufrió el impacto de una inesperada esquirla de la pelea que mantiene el gobierno de Mauricio Macri con los combativos estatales de ATE, por los despidos en el Gobierno nacional.

Este mediodía decenas de trabajadores de ATE caotizaron el microcentro con una marcha de protesta hacia la vieja sede del gobierno porteño frente a Plaza de Mayo, bajo la consigna "por un 45 por ciento de aumento salarial y el fin de los despidos y la persecución gremial". Hay que agregar, además, que Larreta ya no concurre a ese edificio, donde sólo funciona la Secretaría de Hacienda.

Lo extravagante de la protesta impulsada por ATE Capital, es que en la Ciudad no hubo un plan de racionalización de empleados públicos como el que lleva adelante el ministro Andrés Ibarra en la Nación, entre otras cosas, por la sencilla razón que el PRO gobierna hace 8 años el distrito y se supone que la plantilla ya fue acomodada a los niveles deseados.

No se conocen despidos importantes en el gobierno porteño y además las autoridades ya tienen avanzadas las paritarias y hasta firmaron un acta con los gremios estatales anticipando sumas de dinero a cuenta de los futuros aumentos que finalmente se acuerden.

Por eso, fuentes cercanas a la agrupación liderada por Juan Manuel Sueiro reconocieron que "la agrupación a nivel nacional nos impone mantener un discurso combativo y no nos queda otra que marchar”.

Algo similar ocurrió hoy en el Hospital Posadas, donde los trabajadores hicieron un paro por más de 600 despidos y reclamaron cara a cara a los directivos. "Todo esto viene del Ministerio de Modernización, si me preguntan como hicieron las listas la verdad no tengo ni idea", les respondió el director médico Mario Palermo.LPO