Maradona habló sobre la crisis del país, lanzó un mensaje a “los yanquis” y fue abrazado por la hermana de CFK

Deportes 09 de septiembre de 2019 Por
Fiel a su estilo, el flamante DT de Gimnasia de La Plata aprovechó la ocasión para referirse a la actualidad de la Argentina en tiempos donde la economía presenta serios inconvenientes
image (1)

20190909083132_20190908171824-maradona-k-3

En medio de la euforia que generó la llegada de Diego Armando Maradona para dirigir técnicamente a Gimnasia y Esgrima La Plata, las palabras vertidas por el astro del fútbol mundial todavía resuenan por las diagonales de la capital bonaerense. En ese sentido, habló sobre la crisis económica del país y recibió un saludo inesperado por parte de la hermana de Cristina Fernández de Kirchner, candidata  a vicepresidenta por el Frente de Todos.

Maradona fue consultado sobre la actualidad de Argentina y respondió: "Pensando que el trabajo y la comida, es lo fundamental. No trabajás, no podés llenar la olla. Basta ya”.

Entonces, indicó que “cada vez que queremos sacar la cabeza o se afanan una cosa. A mí me da mucha risa cuando deja el rifle y deja los bolsones. No hermano, vos tenés que cuidar los bolsones”, y añadió que “hay muchas cosas preparadas que el argentino medio lo ve y al otro argentino no le dejan ver”.

Luego, manifestó que “necesitamos un mejor pasar, yo sé que esto va a durar mucho porque en el poder dicen que tiene la bomba más grande gana. Y los yanquis la tienen, pero van a tener que luchar con China. Tenemos nosotros también algunos jugadores”.

“Al país lo quiero sonriente y no lo veo sonriente para nada. Salimos a caminar con Rocío para agilizar las piernas y hasta los negocios no tienen gente, los almacenes están sin abastecimiento. Eso no puede continuar”, agregó.

Más adelante, recordó: “Lo de Fiorito, con cinco años, cuando le empecé a caer a la pelota, hoy tengo 59 y no cambia nada. Lo lamento por todos los argentinos".

Tras la conferencia de prensa, recibió un saludo inesperado por parte de Giselle, hermana de Cristina Fernández de Kirchner, quien le regaló una cadenita que perteneció a su madre, Ofelia, fanática del Lobo. Se fundieron en un abrazo, le pidió un autógrafo y le dijo: "Quiero agradecerte en nombre de toda la hinchada de Gimnasia y de mi mamá, que ya no está, que viniste a dirigirnos".

Boletín de noticias