Macri se siente "engañado" por sus propios asesores

Política 07 de septiembre de 2019 Por
El presidente admite que lo desinformaron sobre sus chances de reelección y avizora un panorama difícil para diciembre.
image (1)

5d2bb16de0912_940_529!

Mauricio Macri siente que lo engañaron sus propios asesores sobre las chances reales que tiene de conseguir su reelección, que quedaron en serio peligro luego de la derrota por 15 puntos en las primarias.

 

"Hemos sido engañados", reconoció el propio presidente esta semana. Macri siempre confió a ciegas en Marcos Peña y Jaime Durán Barba, que hicieron un culto de las encuestas para moldear al líder del PRO.

 

El sector de Peña y Durán Barba quedó cuestionado como nunca antes en el interior de Cambiemos luego de la derrota por un margen inesperado contra Alberto Fernández. Las encuestas que manejaba el Gobierno hasta el mismo día de la elección mostraban a un Macri competitivo y en algunos casos incluso cerca de una victoria.

 

La salida de Durán Barba, que fue echado del búnker en la noche de las Paso por Elisa Carrió y el paso a un segundo plano de Peña, diluido en una nueva "mesa política", confirman la decepción de Macri, quien sin embargo está decidido a mantener al jefe de gabinete hasta el fin de su mandato.

 

Afectado por la crisis política que atraviesa desde su derrota, Macri tiene problemas para dormir y por las noches suele pasar horas mirando la plataforma de contenidos audiovisuales Netflix. El presidente avizora además un panorama complicado para él y sus funcionarios para luego de diciembre. "Va a estar difícil", admite el presidente en la intimidad. Sabe que en Comodoro Py se acumulan más de 100 causas que recaen sobre él.

 

Como anticipó LPO, el kirchnerismo planea investigar a fondo la gestión del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Pero Macri y su hermano del alma, el empresario Nicolás "Nicky" Caputo, son los blancos principales para luego de diciembre si los Fernández se imponen en las generales.

Boletín de noticias