Elecciones 2019: A una semana de las PASO, Macri empieza a perder el control de la economía

Política 04 de agosto de 2019 Por
Dólar al alza, nivel de Leliq en cifras preocupantes y una tasa de interés que no da resultados. ¿El Banco Central tiene el poder de fuego para sostener a Macri durante las elecciones?
image (1)

1564772115586

Ya es moneda corriente que el modelo económico del presidente, Mauricio Macri, se encuentre con serias limitaciones. A siete días de las elecciones primarias, el Banco Central (BCRA) parece verse sobrepasado ante la importante suba del dólar en las últimas dos semanas, mientras el programa de licitación de Letras de Liquidez (Leliq) no da resultados y la tasa de interés no para de subir.

Con el dinero proveniente de los desembolsos del FMI, el Gobierno esperaba mantener la divisa a raya hasta por lo menos después del proceso electoral. Además de los dólares para intervenir en el mercado, el Central fue habilitado por el Fondo para flexibilizar su marco operativo y hacer lo necesario para lograr un clima proclive para la reelección. Sin embargo, en el tramo final y a pesar de tener viento a favor, las condiciones macroeconómicas pusieron en jaque a Cambiemos.

El dólar subió en cuatro de los cinco días de la semana y acumuló una suba del 7,1% en 15 días, lo cual dejó a la divisa al borde de los $ 46 (45,88). En ese lapso, el BCRA operó en el mercado de futuros y subió la tasa por 10 jornadas consecutivos para ubicarla al 61,13%. Nada surtió efecto.

 
Los números ilustran la exponencial evolución de las Leliqs. En diez meses, la deuda por este título de deuda a 7 días creció un 174%, y suma un stock de $ 1.177.000 millones ($ 1,2 billones). La aceleración es tal que ya se renuevan un promedio de $ 265.000 millones por semana, lo que equivale a un 274% más que al inicio del régimen. Ya se pagaron intereses por casi $ 432.000 millones para los bancos.

Los títulos de deuda ya representan el 40% de las reservas o el 85% de la base monetaria. Sólo en junio, se erogaron de las arcas públicas unos $ 56.944 millones y en los primeros 6 meses del año llegó a $ 297.000 millones.

 
Pero esto no ha parado al dólar en el tramo final de la primera parte de la campaña. Independientemente del nivel de interés que fije Cambiemos, sea del 40, el 60 o el 80%, los inversores especulan con la inminente retirada de Macri de Casa Rosada en diciembre y no se trata de un miedo a la "vuelta del kirchnerismo", como quieren instalar algunos economistas cercanos al oficialismo.

Tal como dijo el precandidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, a El Destape, será prácticamente inevitable desarmar el esquema de timba financiera de las Leliq, sea para el signo político que sea. Desde sectores cercanos al Gobierno reconocen que una tasa a estos niveles es insostenible y eso provoca un salto al dólar a pocos días para las PASO.

ESTADOS UNIDOS JUGÓ PARA MACRI

En medio de la turbulencia cambiaria, a mitad de semana apareció Donald Trump, presidente de Estados Unidos, para darle una ayuda indirecta a Macri, como agua en el desierto. La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) bajó la tasa de interés para que oscile entre el 2 y el 2,25%.

El movimiento genera más dólares disponibles y hace que Estados Unidos sea menos atractivo en términos financieros. Algunos de esos dólares podrían ir a los mercados emergentes, que pagan tasas mucho más altas.

Si todas las tasas de interés que pagan estos mercados bajan, probablemente se podrían renovar algunos de los vencimientos de corto plazo a tasas menores y que se reduzca el riesgo país para salir a buscar crédito. Sin embargo, esto es teórico, porque sucedió lo contrario.

El indicador que mide el JP Morgan finalizó el viernes con un incremento que lo llevó a su pico en cinco semanas (831 unidades básicas). A esto hay que sumarle la ya mencionada alza del billete verde con el consecuente ascenso de la tasa. 

Ahora resta saber cómo sobrellevará el Gobierno en la última semana previa a las elecciones. En lo que queda del año, el Central no tendrá recursos externos a los ya conocidos: dólares del FMI, tasa, mercado de futuros. Aunque no esté fuera de control aún, la corriente alcista del dólar era el factor X que se propuso el Gobierno para impedir cimbronazos en la economía, y no lo está logrando.  

Boletín de noticias