Arabia Saudita permitirá a las mujeres viajar sin autorización de un “tutor” hombre

Internacionales 02 de agosto de 2019 Por
Forma parte de las iniciativas de Mohamed bin Salmán para transformar el reino musulmán.
image (1)

Arabia-Saudi%CC%81-1

El gobierno de Arabia Saudita permitirá a las mujeres tramitar un pasaporte para viajes al extranjero sin el permiso de un tutor hombre. Además, la medida también las autorizará a ser tutoras de menores, anunció este viernes el gobierno de Riad, poniendo así fin a una restricción de larga data que ha sido muy criticada internacionalmente.

Según la reciente enmienda, cualquier mujer mayor de 21 años podrá solicitar el pasaporte “por su cuenta y sin consentimiento obligatorio de ningún tutor”. Anteriormente, el reino obligaba a las mujeres a obtener permisos, bien sea de su marido, su padre u otro familiar hombre, para poder realizar la mayoría de los trámites legales.

 
“Se concederá un pasaporte a todos los nacionales sauditas que lo soliciten”, dictó el Ejecutivo. Con esta medida no solo permitirán a las mujeres viajar sin la necesidad de ningún permiso, sino que también autorizarán a la mujer saudí a ser tutora de los niños menores y registrar a los recién nacidos en las estructuras públicas.

El cambio del estatus social de las mujeres forma parte de la estrategia Visión 2030 de las autoridades de Arabia Saudita, que se ha traducido en un conjunto de cambios a los que habían aspirado las activistas por los derechos de las mujeres durante décadas, haciendo campañas contra un sistema que convierte a las mujeres en menores legales durante toda su vida.

Este contexto de liberación ha sido impulsado por el príncipe heredero saudita de 33 años, Mohamed bin Salmán, quien desde hace un tiempo ha tomado varias iniciativas para la transformación del conservador Estado musulmán, sistema que ha sido muy criticado por tratar a las mujeres como ciudadanos de segunda categoría.

Entre las reformas que ha impulsado el gobernante de facto está la decisión de permitir a las mujeres conducir y desempeñarse como controladoras de tráfico aéreo, asistir a partidos de fútbol junto a los hombres, servir en las Fuerzas armadas y realizar otros trabajos que no solían encajar en los márgenes de los tradicionales papeles de género del país ultraconservador.

Sin embargo, todavía quedan muchas barreras por superar para las mujeres del reino árabe y aunque estas medidas efectivamente están mejorando sus condiciones, los críticos consideran que solo se trata de reformas cosméticas mientras el reino mantenga el sistema de “tutores”, que concede a los hombres una autoridad arbitraria sobre sus familiares mujeres.

Boletín de noticias