Urtubey viajaba en el avión de JetSmart que despistó en El Palomar y fue blanco de duras críticas

Nacionales 02 de julio de 2019 Por
El controvertido aeropuerto nuevamente fue protagonista en la mañana del lunes tras el incidente que padeció un vuelo en el que además se encontraba a bordo el pre candidato a vicepresidente de Consenso Federal.
image (1)

urtubey

El lunes por la mañana en el controvertido aeropuerto de El Palomar se vivieron momento de pánico debido al despiste de un avión de JetSmart. Luego se conoció que iba a bordo el gobernador de Salta y precandidato a vicepresidente por Consenso Federal, Juan Manuel Urtubey, y recibió duras críticas.

El vuelo WJ3492 de la línea aérea, con supuestas vinculaciones al actual secretario de Energía Gustavo Lopetegui, debía despegar a las 6.30 rumbo a Salta, pero se despistó y una de las ruedas terminó enterrada en el césped que se encuentra a un costado de la pista.

Cuando se supo que Urtubey se encontraba en la aeronave siniestrada, se convirtió en el destinatario de fuertes cuestionamientos por parte de los vecinos de los seis municipios que reclaman contra el uso comercial de la base militar al que califican como el “aeropuerto trucho e ilegal de El Palomar”. La terminal aérea es rechazada por los habitantes de Hurlingham, Morón, La Matanza, Tres de Febrero, San Martín y San Miguel. Es que exigen el cese del funcionamiento por la contaminación y ruidos que padecen desde que las low cost Flybondi y JetSmart operan allí.

Ante esto, el compañero de fórmula presidencial de Roberto Lavagna fue criticado por viajar con tal empresa mientras que la aerolínea insignia de Salta, Andes, atraviesa una crisis severa en el que ya despidieron a más del 40 por ciento del personal.

Andes Líneas Aéreas fue fundada en el 2005 con base en el Aeropuerto Internacional Martín Miguel de Güemes de la ciudad de Salta. En poco tiempo creció hasta convertirse en una de las más importantes del país, obteniendo el 10 por ciento del mercado aéreo, detrás de Aerolíneas Argentinas y a la par de Latam.

Sin embargo, a fines del año pasado anunció un drástico ajuste que significó cancelación de rutas, devolución de aviones y despidos de trabajadores. Asimismo, el gobierno de Urtubey se caracterizó por omitir la situación y no impulsó medidas significativas que paliaran el panorama.

Los trabajadores de Aerolíneas Argentinas y Austral también repudiaron a Urtubey por privilegiar a la low cost en detrimento de la aerolínea de bandera. Tras la evacuación de la aeronave que terminó fuera de la pista, el gobernador quedó varado en Buenos Aires algunas horas pero luego decidió retornar a su provincia en otro vuelo.

En la actualidad, operan en El Palomar Flybondi y JetSmart (cuyo dueño William Franke participó del vaciamiento de Aerolíneas Argentinas y Austral en los ’90 dejándola al borde la quiebra en 2001).  Desde su origen, es objeto de denuncias que lo vinculan a sospechas de corrupción, lavado de dinero y narcotráfico. El hombre más cercano al Papa Francisco en toda América Latina, Gustavo Vera, afirmó en una serie de declaraciones públicas que el aeropuerto El Palomar surgió para “reemplazar las pistas clandestinas de narcotráfico”.

Por su lado los dirigentes gremiales Pablo Biró (APLA), Edgardo Llano (APA) y Ricardo Cirielli (APTA), expresaron que en la industria aeronáutica se sospecha que Flybondi y JetSmart tienen fuertes vínculos con cárteles mexicanos del narcotráfico y “de allí la necesidad de habilitar los vuelos comerciales desde El Palomar para estar fuera del control de los verdaderos aeropuertos comerciales habilitados de Buenos Aires, como Aeroparque y Ezeiza”.

Asimismo, desde julio de 2018 rige la solicitud de clausura definitiva del aeropuerto del fiscal federal Di Lello, quien alertó que la justicia debe actuar “antes que se caiga un avión y haya que lamentar centenares de muertos entre pasajeros y vecinos de El Palomar y alrededores”.

Boletín de noticias