El Banco Central ratificó la política monetaria contractiva. Tasas y dólar electoral

Economía 01 de julio de 2019 Por
El titular del Banco Central, Guido Sandleris, continúa trabajando para la campaña de reelección de Macri. El piso de la tasa de interés es de 58 por ciento anual para las Leliq. Los bancos así pueden seguir con la bicicleta financiera. El objetivo es mantener el dólar calmo hasta las elecciones.
image (1)

dolarestable

El Banco Central anunció este lunes que le garantizará a los bancos una tasa de interés de las Leliq superior al 58 por ciento a lo largo de julio. En las últimas cuatro semanas la tranquilidad cambiaria permitió reducir las tasas de las letras de corto plazo del 70 al 62 por ciento. En la autoridad monetaria prefirieron no arriesgarse a continuar con este ritmo de disminución a menos de 50 días para las PASO. Los funcionarios del Central priorizaron mantener rendimientos elevados para intentar evitar nuevas presiones con el tipo de cambio. El antecedente de febrero permite entender la decisión: en ese momento la tasa de interés bajo al 44 por ciento y potencio la inestabilidad cambiaria de marzo y abril.

La entidad a cargo de Guido Sandleris dejó claro a través de un comunicado que trabaja con una única misión hasta octubre. No le importa el nivel de actividad del mercado interno. No le importa el nivel de inflación. El principal objetivo es tener quieto el dólar para mejorar las posibilidades de continuidad del oficialismo.

 
Las consecuencias de esta medida son evidentes. El dólar comienza a apreciarse y provoca cada vez más expectativas de devaluación para finales de este año. La inflación subiendo por arriba del 3 por ciento al mes y la cotización del dólar bajando cerca del 5 por ciento no parece sostenible. El Central además de fijar el piso de tasa interés garantizado para los bancos le entregó otros beneficios. Anunció que este mes podrán reducir en 3 puntos porcentuales los requisitos de encajes sobre los plazos fijos.

“El mes de julio presenta una elevada estacionalidad de la demanda de circulante, producto del cobro de aguinaldos y gastos asociados al receso invernal. Para permitir una mejor administración de las condiciones de liquidez en este período y contribuir a fortalecer la transmisión de la tasa de interés de las Letras de Liquidez (LELIQ) a la tasa que reciben los ahorristas, en el día de la fecha, el BCRA decidió reducir en 3 puntos la exigencia de efectivo mínimo sobre depósitos a plazo fijo”, indicó la entidad.

Esta reducción representa aproximadamente 45 mil millones de pesos extra que el sistema financiero podrá empezar a invertir en Leliq con tasas superiores al 58 por ciento. El organismo a cargo de Guido Sandleris aseguró además que reducirá la meta de base monetaria a partir de agosto. “En julio la meta de base monetaria se mantiene en 1,343 billones, y descenderá a partir de agosto hasta llegar a 1,298 billones en octubre”. Se trata de una señal para el mercado. Se pretende mostrar que la política monetaria será fuertemente contractiva para evitar cualquier tensión en materia cambiaria y dar certidumbre al inversor de mantener sus activos en pesos los próximos meses.


El Central aclaró además que si vuelve la incertidumbre con la divisa no dudará en sacrificar reservas internacionales. “La política de intervención cambiaria anunciada en abril para el período abril-junio se extiende a julio. No se realizará compras en el mercado de cambios y podrán realizarse ventas para contrarrestar episodios de excesiva volatilidad, dentro y fuera de la zona de referencia. El monto de pesos resultante de eventuales ventas de divisas durante el mes de julio será descontado de la meta de base monetaria”, cerró.

Boletín de noticias