Larreta cerraría con Santilli en la fórmula para compensar el arrastre negativo de Macri

Política 08 de mayo de 2019 Por
La crisis económica horadó la imagen del Presidente en el distrito insignia del PRO y está 7 puntos abajo del alcalde.
image (1)

santilli

La crisis económica horadó la intención de voto de Mauricio Macri en la Ciudad y obligó a un cambio de planes. Horacio Rodríguez Larreta volvería a elegir a Diego Santilli como compañero de fórmula para compensar la caída originada por el Presidente.

 

"Tenemos que poner todo en la cancha", confiaron desde la rama capitalina del macrismo. En el PRO aseguran que, además del alcalde, los únicos dirigentes capaces de mover el amperímetro en la Ciudad son Elisa Carrió, Martín Lousteau y Santilli. "No estamos para arriesgar", agregaron para seguir con el tono futbolero.

 

Una de las mayores contras, siempre en una hipótesis optimista del oficialismo, es que el vicejefe quedaría automáticamente excluido de la competencia en 2023 si se presenta a las próximas elecciones.

 

Lo cierto es que ninguno de los otros posibles postulantes que se analizaron mejora la competitividad de Larreta. Quién más cerca estuvo de ocupar un lugar en la fórmula fue Soledad Acuña, pero los problemas derivados de su gestión la alejaron de la postulación. También se habló de Felipe Miguel, el jefe de gabinete larretista, pero al parecer será difícil quitarle el lugar a Santilli.

 

Desde el oficialismo aseguraron que Macri tiene cerca de los 37 puntos en el distrito que vio nacer al PRO mientras que Larreta lo aventaja por más de 7 puntos. Para ganar en primera vuelta el alcalde necesita obtener más del 50% de los sufragios, algo que nunca sucedió en la Ciudad. Ni siquiera en el partido amarillo consideran esa hipótesis.

 

Cómo explicó LPO en el PRO piensan que enfrentar a un postulante kirchnerista en la segunda vuelta les facilitaría un triunfo, pero la posibilidad de encontrarse con un representante de la "tercera posición" complicaría los planes de reelección. "La tenemos más fácil que en Provincia y en Nación, pero es complicado", señalaron.

El alcalde ya ató las elecciones locales a las nacionales y por eso los porteños votarán el 27 de octubre y el 24 de noviembre en caso de ser necesario un balotaje. En esos casos no podrá despegarse de Macri.

 

En el macrismo sostienen que otra corrida sepultaría definitivamente las aspiraciones de Macri, pero también las de Larreta, Vidal o cualquier otro dirigente de Cambiemos. "Acá no hay corte de boleta ni nada de eso, vamos a tener números muy similares al del Presidente", explicaron y descartaron que ocurra una historia como la de la Provincia en 2015.

 

"Queda claro que va a ser una decisión de él", repitieron en el macrismo sobre el ofrecimiento que le hizo Larreta a Santilli hace más de un año para acompañarlo en la fórmula. Pero hoy la Argentina es otra. "El vice es Diego siempre y cuando todo siga igual", aclaran. Si Macri cae definitivamente y se mueven las piezas del oficialismo es posible que cambien los nombres.