Baradel y el acuerdo paritario con la provincia de Buenos Aires

Nacionales El miércoles Por
“Ahora Vidal debe cumplir con lo acordado”
image (1)

baradelvidal

Tras un año y medio de conflicto, los gremios docentes de la provincia y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, sellaron ayer el acuerdo paritario que estableció una recomposición salarial del 15,6 por ciento de lo adeudado en 2018 y aumentos trimestrales automáticos en base al índice de inflación oficial. “Queda demostrado que podían hacer otra propuesta y que no éramos nosotros los que poníamos palos en la rueda o reclamábamos con una intencionalidad partidaria”, señaló, tras el anuncio, el titular de Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel. 

El dirigente celebró que se haya aceptado el “Acuerdo Paritario Integral” planteado desde Suteba, que exhorta a las autoridades provinciales a dejar sin efecto los sumarios iniciados por el accionar sindical y el ejercicio del derecho a huelga, a homologar los 12 puntos del acuerdo salarial referido a Escuelas Seguras, a conformar una comisión de políticas socioeducativas y a no descontar los días de paro.
 
“La gobernadora Vidal ahora deberá cumplir con lo acordado”, sostuvo Baradel, al tiempo que advirtió que “el incumplimiento de uno solo de los puntos deja sin efecto el consentimiento dado”. Además, el escrito elevado desde Suteba aclaró que la firma del acta paritaria “no implica renuncia, ni expresa ni tácita, de la acción judicial instada y en trámite ante la Suprema Corte de Justicia respecto de la política salarial 2018”.

La propuesta que ayer firmó Suteba, y que terminó de coronar el acuerdo, ya había sido aceptada por la FEB, los técnicos de AMET, la UDA y los docentes privados nucleados en Sadop. Es decir, por todo el Frente de Unidad Docente Bonaerense, con excepción de Udocba, que rechazó la oferta.

Vidal aprovechó el anuncio para repetir sus frases de campaña, aunque sin mencionar que en 2018 -año no electoral- no hubo paritarias. En conferencia de prensa, la mandataria se vanaglorió de darle “previsibilidad” a todos los docentes con este nuevo aumento y les habló a los bonaerenses en clave electoral: “Si sienten que cometimos errores, les queremos pedir perdón. Somos un equipo con buena fe, pero eso no nos vuelve infalibles”, subrayó.

Te puede interesar