María Cristina Gómez presentará a entidades rurales de General López su proyecto para segmentar los tributos rurales en Santa Fe

Regionales 01 de febrero de 2019 Por
La precandidata a senadora por el departamento General López, María Cristina Gómez (PJ) presentará ante entidades agropecuarias, cooperativas del rubro y los foros de presidentes comunales justicialistas y radicales, su proyecto para sancionar en la cámara alta provincial una ley que establezca una justa segmentación del Impuesto Inmobiliario Rural en toda la provincia de Santa Fe.
image (1)

multimedia.miniatura.8608386839f3b151.6d61726961206372697374696e6120676f6d657a5f6d696e6961747572612e706e67

El proyecto se desarrolló a partir de la experiencia recogida en el distrito María Teresa (donde Gómez es presidenta comunal). El proyecto establece, además, que el Estado provincial “propicie y fomente con estímulos a los Estados locales la segmentación de la tasa rural en cada uno de los distritos de la provincia de Santa Fe”.

La Tasa Rural Segmentada es una medida tributaria local que apunta a cobrar menos a los pequeños y medianos productores, y más a las empresas rurales con grandes superficies. Lo que determina aquello que debe abonar cada productor agropecuario es exclusivamente la extensión de tierra que posea en propiedad. “Si un Estado comunal ha podido implementar esta medida, ¿cómo no lo va a poder hacerlo de una manera más justa el estado provincial con el Impuesto Inmobiliario Rural?”, se preguntó Gómez. Y explicó: “hemos desarrollado un proyecto de ley para implementar una más justa segmentación el Impuesto Inmobiliario Rural, que es un impuesto provincial que si bien establece ciertos matices en lo que abordar los productores agropecuarios grandes y chicos acaba siendo regresivo e injusto; y también para que la segmentación de la tasa rural en cada comuna o municipio sea propiciada por el Estado provincial para todas y cada una de las localidades de la Provincia. Tenemos que ir hacia una provincia donde el pequeño y mediano productor pague menos y las grandes extensiones de tierra paguen más”.

La segmentación de la tasa rural es normativa vigente desde hace ocho años en la localidad de María Teresa, donde Gómez es presidenta comunal. Su aplicación ha arrojado excelentes resultados. La medida ha sido valorada como ejemplar por distintas entidades ruralistas, entre ellas la Federación Agraria Argentina, e incluso por la Cámara de Senadores de la Nación.

“Establecimos un criterio progresivo donde la mayor carga la tienen los que más capacidad tributaria posean. Que más pague quién más tiene. Así precisamos cuál es el sujeto rural a proteger, cuanto menos en el distrito María Teresa: el pequeños y mediano productor agropecuario, protagonista de la economía cotidiana de nuestro pueblo. Por eso queremos extender este criterio a todos los tributos rurales, en toda la provincia”, concluyó.

El equipo de trabajo de María Cristina Gómez ha mantenido contacto con las distintas entidades rurales, cooperativas agropecuarias y presidentes comunales e intendentes para presentar este proyecto. En María Teresa la Tasa por Hectárea segmentada establece un criterio diferenciador según el cual hasta 250 ha pagan el equivalente a 6 litros de gasoil por hectárea al año. A su vez, los que tiene de 250 a 800 hectáreas pagan 9 litros y los que tienen más de 800 pagan 12 litros.

Te puede interesar