Preocupación por invasión de "roba valijas" en la Terminal de Retiro

Nacionales 30 de enero de 2019 Por
Aprovechan que los ómnibus se desvían hacia la villa 31 y tienen que reducir la velocidad. Barretean los depósitos de equipajes y se llevan lo que pueden.
image (1)

policiasrobanvalijas

La Terminal de ómnibus ubicada en Retiro sufre constantes robos, su cercanía con la Villa 31 hace que el ingreso al lugar se convierta en una verdadera pesadilla al tener que esquivar pozos, ir despacio y subir medio colectivo a la vereda.

 

A esto hay que sumarle un problema que crece y genera preocupación como son los "barreteros" o "roba valijas" están al acecho para saquear sus bodegas.

 

El actor Juan Gil Navarro denunció el robo de los equipajes de un ómnibus de larga distancia que llegaba a la Terminal de Retiro, del que fue víctima una sobrina suya, a quien le sustrajeron valiosos equipos de fotografía.

La denuncia del actor fue avalada por numerosos choferes de ómnibus que hoy dijeron ante la prensa que ese tipo de robos son comunes en el lugar y precisaron que los ladrones atacan munidos de una barreta con la que "palanquean" las compuertas de las bodegas de los micros para saquearlas.

Gil Navarro utilizó su cuenta de la red social Twitter este lunes para denunciar el incidente ocurrido el domingo, cuando el transporte se aprestaba a ingresar a la terminal y transitaba por el aledaño asentamiento conocido como Villa 31.


Para los pasajeros y choferes esto no es nuevo, sino que es un problema de todos los días, sobre esto expresaron: "El puesto de Policía está en la entrada y entonces los chorros se paran enfrente. Cuando el micro frena para doblar y entrar, empiezan a probar si abre la bodega. El mismo micro los tapa y desde la garita no los ven".


Una turista expresó que son "siempre las mismas 4 o 5 personas", que por lo general atacan desde las cinco de la tarde hasta la madrugada.

Los ladrones usan barretas para forzar las tapas de las bodegas de los colectivos, donde va el equipaje. Un conductor manifestó: "Las unidades más nuevas cuentan con un sistema de bloqueo hidráulico, que si funciona bien es imposible de abrir. Pero algunos están rotos y otros coches no lo tienen".

 

Otro chofer habló sobre la presencia de la policía: "La cana la ves ahora. Los demás días no hay nadie, con suerte un policía. Esto pasó siempre y nadie hace nada. Mirá lo que es esto. Una terminal internacional, ¿cómo puede ser? Llegamos a pisar a alguien, nos matan. Si llegamos a pinchar una goma acá, también", agregó.


Ante las quejas y nuevos reclamos, la Ciudad instaló una garita móvil con cámaras para evitar nuevos robos.

Boletín de noticias