Las inundaciones abren un conflicto entre Lifschitz, Zamora y Peppo

Provinciales 11 de enero de 2019 Por
En Santa Fe culpan a Santiago del Estero y Chaco por la falta de obras para atenuar el impacto del exceso de agua. Fuertes pérdidas en algodón y girasol.
image (1)

inundacionessantafe

Los efectos del fenómeno climático "El Niño" siguen causando problemas en diversos sectores productivos del país. Ahora fue el turno de la zona norte de la provincia de Santa Fe donde en los últimos días cayeron hasta 130 milímetros.

Según un relevamiento oficial al que accedió LPO, las localidades santafesinas más afectadas son Santa Margarita (130 milímetros), San Bernardo (132), Gato Colorado (118), Gregoria Pérez (70), Villa Minetti (65) y Tostado (15).

Desde mediados de diciembre a la fecha el norte de la provincia recibió acumulados de agua que superan la media de todo un año a lo que se agregó los efectos del escurrimiento de una gran masa hídrica proveniente de Santiago del Estero y Chaco.

El gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, decretó el estado de "emergencia agropecuaria" en las zonas afectadas por las inundaciones. Pero los productores le están pidiendo que cambie la denominación a "desastre".

En la provincia no son pocos los miran con recelo a los gobernadores Domingo Peppo y Gerardo Zamora por la ausencia de obras hídricas para atenuar el impacto del exceso de lluvias y evitar que el agua escurra hacia el norte de Santa Fe.

Lo cierto es que, en estos momentos, en territorio santafesino hay parajes rurales que están aislados por la gran cantidad de agua que cayó. De hecho, la provincia puso a disposición un helicóptero para poder acercar bienes básicos a los pobladores.


Como sea, los daños más importantes por las inundaciones en el norte de Santa Fe lo sufrieron los productores de algodón. Hasta el momento las autoridades provinciales estiman pérdidas totales en alrededor de 7 mil hectáreas de dicho cultivo.

También se registraron daños puntuales en la producción ganadera y en lotes de girasol que estaban listos para cosechar. Es que el exceso de lluvias arruinó los caminos rurales que por unas cuantas semanas estarán completamente intransitables.

En esta línea, un dato que genera preocupación es que a raíz de las inundaciones no pueden realizarse siembras de soja de segunda y tercera. Al mismo tiempo, los especialistas estiman que habrá graves perjuicios en la producción de alfalfa.

"Los pueblos y las producciones del norte de la provincia de Santa Fe vienen sufriendo este flagelo histórico desde hace mucho tiempo", comentó a este medio Gilda Coria, director del distrito 12 de Federación Agraria (FAA).

"Es importante levantar las banderas de la Agricultura Familiar para luchar contra los desmanejos del suelo y respetar los cursos naturales del agua. Los que vienen de afuera solo usan de renta a nuestros campos", apuntó la dirigente santafesina.

Para colmo, los pronósticos en el norte de Santa Fe no son para nada alentadores. El meteorólogo Segio Jalfin dijo que "los modelos muestran que durante los próximos días hay probabilidades de precipitaciones extremas en esa zona del país". 

Boletín de noticias