Osteonecrosis, una enfermedad que no tiene remedio

Deportes 09 de enero de 2019 Por
La afección que hizo retirar a Rodrigo Mora. De todos modos no se trata de una enfermedad mortal, ya que su mayor riesgo es el reemplazo de la cadera por una prótesis.
image (1)

morariver

El prematuro retiro del futbolista de River Rodrigo Mora, de 31 años, por una osteonecrosis de fémur, puso en conocimiento público una afección que no tiene cura, y cuyo mayor riesgo es el reemplazo de la cadera por una prótesis. En la mayoría de los casos, como el de Mora, no se pueden establecer las reales causas que la desencadenaron, y por la cual un peso saludable y evitar las actividades de impacto son las principales recomendaciones para hacer una vida normal.

"Es una enfermedad, no una lesión porque no fue traumático. El 70 % de los casos son idiopáticos, quiere decir que no se saben las causas que la generan", explicó el traumatólogo Martín Romagnoli, matrícula nacional 159872. Uno de los afectados es precisamente Rodrigo Mora, el delantero uruguayo, que en junio de 2017 comenzó a presentar malestares en su cadera.

En tanto, el porcentaje restante lo comprenden aquellos adictos al tabaco, al alcohol, quienes consumen corticoides y los enfermos de VIH. El especialista detalló que esta afección, la cual cobró trascendencia tras el retiro de Mora, radica en que "no llega la sangre a la cabeza del fémur. Se mueren el cartílago y el hueso, como que se aplasta la cabeza del fémur".

La osteonecrosis se presenta en edades cada vez más tempranas, de 20 a 50 años, y dependiendo de la gravedad de cada cuadro, el paciente puede someterse a un reemplazo de cadera por una prótesis. Al respecto, Romagnoli señaló que "la persona con necrosis tiene mucho dolor y si se le das más carga, como un deportista de alto rendimiento, el dolor es mayor. En ese tipo de situaciones son muchas las chances de una prótesis. Lo que hay que tener en cuenta es que esta tiene una duración y cada recambio es más compleja por la pérdida de la masa ósea cada vez que se retira la prótesis anterior".

Un argumento que deja en claro que es una enfermedad cuyo tratamientos no han registrado resultados favorables hasta el momento, a pesar que por ejemplo el futbolista riverplatense fue intervenido quirúrgicamente, en aquel junio de 2017 al confirmarse su afección, mediante una cirugía denominada Forage.

En este sentido, el traumatólogo remarcó que "la operación que le hicieron a Mora consiste en unas perforaciones para descomprimir el edema y la inflamación. Es paliativo pero no la va a curar. Un deportista de alto rendimiento con una osteonecrosis tiene bajas posibilidades de volver a competir".

Por estas razones, a pesar de muchos intentos por retornar a su anterior nivel y participación en el equipo dirigido por Marcelo Gallardo, las dolencias e insuficiencias propias de este trastorno, lo impulsaron al uruguayo a dejar la práctica profesional del fútbol, el pasado domingo.

No obstante, como cualquier otro paciente, el traumatólogo Martín Romagnoli reconoció que "puede hacer una vida normal. Sólo debe evitar la actividad de alto impacto, como correr y saltar, y mantenerse en un peso saludable".

Boletín de noticias