Qué hizo Luciano Castro mientras Sabrina Rojas rompía el silencio tras su polémica separación

Espectáculos 09 de enero de 2019 Por
Mientras la actriz hablaba en "Intrusos", el galán estaba con su hijo Mateo en el médico. Luego eligió darse un gusto en la playa y discutió fuerte con un fotógrafo.
image (1)

castrorojas

Desde que Luciano Castro le confirmó a Jorge Rial que llevaba dos meses separado de  Sabrina Rojas se revolucionó la farándula. Después fue la propia actriz quien amplió el tema con una polémica frase: "Sí, por suerte nos separamos!", le escribió al conductor de Intrusos (América, lunes a viernes a las 13.30) ante la sorpresa de todos.


Durante la jornada siguiente, Sabrina fue a dar la cara a un móvil en el ciclo de chimentos de América y por casi una hora y media, contó con lujo de detalles cómo estaba la situación entre ambos.


Además, aclaró lo del hackeo en su cuenta de Instagram, las supuestas infidelidades entre la pareja, la actitud que tuvieron sus amigos ante la noticia de la separación y cómo hablaron del tema con sus hijos pequeños, entre otras cosas.


Mientras esto ocurría, Luciano se había ido del balneario alrededor de las 11 de la mañana con su hijo mayor Mateo, quien había tenido un problema pulmonar y por eso fueron a ver a un médico. Antes el actor había estado surfeando desde temprano con un grupo de amigos. 

Una vez que terminó la nota con Intrusos el galán volvió a la carpa del balneario Play Beach alrededor de las 16.15 hs. Estuvo con Sabrina y sus hijos un ratito en la carpa, acompañados además por un grupo de amigos.

Después el actor entró al mar a surfear durante un buen rato. Por supuesto lo seguían en todo momento un grupo de paparazzos que lograron ingresar al sector y querían tener las fotos del grupo familiar... separado. 

Según testigos presenciales le contaron a Clarín, el semblante de Luciano era "Normal. No se lo veía deprimido ni triste. Inclusive charlaba con Sabrina como si nada malo pasara entre ellos". Aunque hubo un episodio entre el actor y un fotógrafo, quien fue echado por personal del balneario y antes de irse, discutió también con Castro.


Por otro lado, el plan de la pareja era quedarse en Mar del Plata hasta fines de febrero, aunque es probable que el regreso se precipite si el asedio periodístico persiste y las vacaciones familiares se convierten en un martirio. 

De hecho el miércoles 9 el actor vuelve a Buenos Aires para cumplir con compromisos laborales -adelantó la fecha tres días- y depende cómo esté la situación, verá si retorna a la Feliz o se queda en su casa.


Según le confió a Clarín un amigo íntimo de la pareja, "En marzo Luciano se muda y se va a vivir solo, cerca de la casa familiar para tener un contacto diario con sus hijos".

Boletín de noticias