Francisco condenó el ataque "insensato y brutal" en Egipto

Internacionales 30 de diciembre de 2018 Por
RESPUESTA. Abatieron a 40 terroristas tras la explosión que mató a cuatro personas
image (1)

papafrancisco

Siempre atento a las penurias que se suscitan alrededor del planeta, el papa Francisco condenó ayer el mortal atentado cometido el viernes en Giza, donde una bomba destrozó un micro turístico y provocó la muerte de cuatro personas.

Por su parte, autoridades egipcias anunciaron que 40 terroristas fueron abatidos en distintas operaciones, que fueron una respuesta al ataque cometido a metros de las pirámides.

En un telegrama enviado al presidente egipcio, Abdel Fattah Al Sisi, el Pontífice manifestó su profunda tristeza por el “ataque con bombas cerca de Giza”, al que definió como un “acto insensato y brutal”.

Además, expresó que reza “por las víctimas y sus familias, por los heridos y por el personal de emergencia que generosamente acudió en su ayuda”.

El texto fue difundido por el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, y allí planteó que “confiando en que todos trabajarán para superar la violencia con solidaridad y paz”, Francisco “invoca las bendiciones divinas sobre Egipto y su pueblo”.

De esta manera, el jefe de la Iglesia católica manifestó su pesar por la explosión que afectó a un micro que llevaba turistas vietnamitas en cercanías de las pirámides y que provocó la muerte de tres pasajeros y de un guía, además de heridas a varias personas. La cacería La respuesta de las autoridades egipcias no tardó en llegar.

Desde el Ministerio del Interior anunciaron ayer que 30 supuestos yihadistas fueron abatidos en los alrededores de Giza y otros 10, en la península de Sinaí.

“Planeaban una serie de agresiones contra el sector turístico, lugares de culto cristianos y las fuerzas de seguridad”, comentaron las autoridades, que agregaron que los insurgentes ultimados en Sinaí tenían en su poder una gran cantidad de explosivos, armas y munición de varios calibres, junto a material para fabricar bombas.

El del pasado viernes fue el primer ataque contra turistas tras el avión ruso derribado en 2015, cuando fueron asesinadas las 224 personas que viajaban en la aeronave.

Boletín de noticias