¿Quién era el autor del macabro asesinato de su hijastro, de balear a su pareja y que luego se suicidó?

Policiales 28 de noviembre de 2018 Por
Juan Cruz Chirino tenía varias denuncias por violencia de género. Lo calificaron de manipulador y psicópata, además de jugador compulsivo y de robar a sus familiares. El arma de fuego que utilizó era herencia de su abuelo que le sustrajo a su padre. Se había inscripto para estudiar Periodismo
tolosa

Juan Cruz Chirino, de 27 años, es el autor del asesinato de su hijastro de 10 años y de haber baleado en el rostro ayer a su pareja en una casa de 116 entre 529 y 530. Y además de protagonizar un atrincheramiento que duró casi nueve horas, en el que puso en vilo al barrio de Tolosa y a toda la región, el que terminó con un suicidio y el fin de la instancia penal.

¿Quién era este joven? ¿Cómo nadie advirtió un desenlace como el acontecido ayer? Chirino había trabajado de ayudante en una agencia de autos y se había inscripto para estudiar Periodismo en la Universidad Nacional de La Plata. Tenía tres hijos propios de 2, 3 y 4 años junto a Soledad Marcos, de 32 años.

Roberto Coradello, tío de Soledad, calificó a Chirino de manipulador, psicópata y jugador compulsivo. "Yo pensé que podía haber un desenlace violento, pero contra mi hermana, que es la madre de Soledad y la abuela de Ciro. El (Chirino) la maltrataba psicológica y verbalmente, incluso la ha empujado varias veces y le decía 'mierda, hija de puta'", relató.

Coradello, hermano de la madre de Soledad, vive en una casa contigua a la de las víctimas. El hombre remarcó que "hace tres años la relación entre Soledad y este flaco se tornó así, y ella lo había denunciado varias veces en la comisaría de la mujer y en la fiscalía; pero él iba y venía, el flaco comía y dormía en esa casa", detalló.

El tío de Soledad afirmó que Chirino "era un manipulador y un psicópata, era jugador, trabajó en una remisería, pero lo habían echado porque había robado".

Agregó que también había sustraído una pensión a su hermana y hasta le robó dinero al nene (por Ciro)", recordó el hombre.

El joven de 27 años había sido denunciado en varias ocasiones en la comisaría de la Mujer y en la fiscalía por hechos de violencia de género, y hasta pesó sobre él una restricción perimetral durante 30 días.

Celoso enfermizo, Chirino, le explicó a su hermano Juan y a otros conocidos, vía Whatsapp que se había mandado un moco.

Un jefe policial le contó a INFOCIELO que Chirino nunca salió del baño durante la extensa negociación con los efectivos del Grupo Halcón. “’En 10 minutos salgo, en 20 minutos salgo’, dijo en varias oportunidades, pero luego se ofuscaba y decía que no quería hablar más”, explicó el funcionario de la fuerza.

“Me mandé un moco. ¿Qué escuchaste??”, le preguntó Chirino a un amigo en una conversación por Whatsapp mientras se encontraba atrincherado.

Cuando el amigo le dijo que tenía que entregarte, Chirino le contó que estaba “encerrado en un baño" y que "afuera está el Grupo Halcón".

"Un kilombo, se me salió la cadena. Me empezó a maltratar hace un rato a la mañana y no di más, vieja (sic)”, dijo en uno de los mensajes, en relación a su mujer.

Luego le contó al amigo una supuesta infidelidad de la mujer y, ante la insistencia para que se entregue, le contestó “¿Cuánto me toca por ésta? ¿25 años?. Tranquilo, necesito pensar”, según informó una fuente de la investigación.

La autopsia determinó que Chirino murió de un disparo de un revolver calibre 38 largo que impactó en el parietal derecho de su cabeza.

¿De dónde salió el arma de fuego? “Era herencia de un abuelo que el joven le robó al padre”, explicó un jefe policial.

Respecto al ataque a Ciro Peñalba, el nene de 10 años, hijo de Soledad con otra pareja, el investigador detalló que lo mató solo porque quiso lastimar a la mujer en lo que más quería. Al chico le clavó un cuchillo de cocina el pecho antes de provocarle varios cortes. Confirmado, era un psicópata.

El cuerpo de Ciro permaneció en una de las tres habitaciones hasta que se resolvió el atrincheramiento.

Te puede interesar