Gallardo: "Todos estamos en un estado de tristeza, fue un bochorno total"

Deportes 25 de noviembre de 2018 Por
El entrenador de River manifestó además: "Me pareció una situación normal no jugar el partido si los jugadores de Boca habían sido dañados física o psíquicamente". El Muñeco se acercó a saludar a los jugadores de Boca que se encontraban en el campo de juego.
gallardo

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, aseguró que todos los que iban a protagonizar la final de la Copa Libertadores se encuentran "en un estado de tristeza" tras los incidentes ocurridos en las inmediaciones del estadio Monumental y dijo que fue "un bochorno total".

 

"Todos estamos en un estado de tristeza porque se esperaba una fiesta de fútbol y terminó siendo un bochorno total", dijo, tras lo cual indicó: "Deberíamos estar viviendo otro tipo de disfrute y esperemos que mañana en condiciones normales podamos jugar el partido".

 

En diálogo con Fox Sports, Gallardo manifestó además: "Me pareció una situación normal no jugar el partido si los jugadores de Boca habían sido dañados física o psíquicamente. Sentía que el partido quería jugarlo en condiciones normales y si los jugadores de Boca no estaban en condiciones, no jugarlo".

 

"Desde el primer momento la situación no corría por los carriles normales. A las cuatro de la tarde trasmití mi postura de no jugarlo, pero claramente nosotros no decidíamos. Estaban reunidos los organizadores con los presidentes de los clubes y todos estábamos en espera sin conocimiento de lo que pasaba", aseveró.

 

En tanto comentó: "Esperemos que este domingo podamos vivir la fiesta que se empañó hoy. Como dice la canción el show debe continuar y nosotros que somos los protagonistas tenemos que salir a escena cómo estemos y no es la final del mundo es la final de la Copa Libertadores de América...".

 

"El episodio de este sábado nos deja en evidencia de lo que nos está ocurriendo como sociedad. Lamentablemente hay gente, y son pocos, los que empañan todo porque casi 60 mil personas se bancaron siete horas como campeones en el estadio y por algunos se empaña una fiesta de fútbol", expresó.

 

El entrenador de River se acercó a saludar a los futbolistas de Boca que aguardaban dentro del campo de juego de River que llegara el micro que los trasladó hacia la concentración en el Hotel Madero.

 

Gallardo habló con los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, tras lo cual se acercó a los jugadores Darío Benedetto y Carlos Tevez.

Te puede interesar