La súper final entre River y Boca profundiza la tensión Macri-Larreta

Política 03 de noviembre de 2018 Por
El Presidente pidió que hubiera visitantes en la serie. En la Ciudad lo negaron y luego tuvieron que aceptar la propuesta.
macrilarreta

La superfinal de la Libertadores desató un nuevo cortocircuito entre Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. El gobierno porteño rechazó la idea de que haya visitantes en la serie que disputarán River y Boca como había sugerido el Presidente, aunque después confirmaron que habrá simpatizantes de ambas parcialidades.

 

"Le pedí a la Ministra de Seguridad que trabaje con la Ciudad para que el público visitante pueda ir", expresó Macri desde su cuenta de Twitter. La respuesta llegó casi instantáneamente desde el Ministerio de Seguridad porteño.

 

"No es factible porque hay muchas cosas asociadas al fútbol que no han cambiado lo suficiente", explicó Martín Ocampo. Sin embargo el ministro de Seguridad después ratificó que cumpliría con los deseos de Macri.

 

"El presidente nos ofreció la colaboración del Ministerio de Seguridad de la Nación. Vamos a poder hacerlo sin descuidar a los vecinos", señaló el funcionario.

 

Desde 2013 que los partidos se juegan sólo con público local debido a la gran cantidad de incidentes que provocaron las barras bravas.

 

En el medio hubo varios proyectos para que de a poco regresaran los visitantes a los estadios pero ninguno prosperó. Con la excepción de la Copa Argentina, los torneos de AFA se juegan únicamente con locales, aunque esta semana el clásico entre Rosario Central- Ñuls se jugó directamente sin hinchas de ningún equipo.

 

Este año hubo varios momentos de tensión entre el ex titular de Boca y su otrora jefe de gabinete. En enero Presidencia difundió una fotografía de Larreta y Macri que evidenciaba el enojo del líder del PRO con su lugarteniente. En una reunión con María Eugenia Vidal dos días después una enorme sonrisa dominó el rostro de Macri.

 

El alcalde y la gobernadora se enfrentaron con el Presidente y con Marcos Peña por los cambios en el gabinete en septiembre y nuevamente por el presupuesto: Macri buscó que la Ciudad y la Provincia absorbieran también los costos del ajuste.

 

"Macri se nubla por el fútbol, vos sabés como es. No es que no pasa nada. Para cuidar la cancha tenés que desproteger otro lado, eso es así", analizó un legislador porteño.

"En un país normal lo que pide Macri sería lo lógico", comentaron desde el gobierno porteño sobre el deseo presidencial de contar con visitantes. "Querrá agotar las posibilidades y dejar clara su postura", agregó el funcionario capitalino consciente de que las palabras del Presidente expresan un deseo muy difícil de cumplir.

 

Sin embargo los "recursos" que enviará Nación permitirán que haya simpatizantes de ambas parcialidades.

 

"No están en condiciones. Si me dicen que no va a haber violentos en la cancha y nadie va a correr un riesgo porque haya visitantes en la cancha lo hacemos. Pero mientras haya un vecino que corra riesgo la decisión va a seguir siendo la misma. Para estos partidos no", había dicho Ocampo en una entrevista en América 24. 

Te puede interesar