Un emprendimiento cañaseño permite a las mujeres orinar de pie.

Regionales 30 de octubre de 2018 Por
Un proyecto impulsado por una rafaelina, puso en el mercado provincial un producto diseñado para que las mujeres puedan orinar de pie y eviten el contacto con los inodoros en los baños públicos
1a

Tiene forma de cono, es impermeable y una vez usado se desecha. Cabe en el bolsillo del pantalón o la cartera y en el sur provincial desembarcó en Villa Cañás.

Conocido como “Ellas”, el dispositivo no surgió por casualidad sino porque su creadora, padece de incontinencia. La empresaria pensó en algo que pudiera ayudarla y lo lanzó. Hoy, tiene un amplio abanico de usuarias, que va desde las embarazadas, a mujeres con problemas de rodillas que no se puedan sentar, niñas, personas que padecen cistitis o incontinencia urinaria o simplemente para llevar de viaje.

Sobre la novedad, la emprendedora cañaseña Cecilia Medici, comentó que lo probó con su hija que tiene cuatro años y funcionó perfectamente. En poco tiempo, logró venderlo a estaciones de servicio, grandes comercios y farmacias del sur santafesino.

El uso es sencillo y según los testimonios de quienes lo probaron, resulta algo extraño al comienzo pero tras verificar su función resulta útil y menos complejo de los que aparenta: ”Es un producto nuevo que recién se conoce en la zona. Yo di con él a través de una amiga en Rosario, en un sanatorio. Lo probé y me contacté con los fabricantes para traerlo a la región”, dijo Medici.

Destacó que al principio generó temor o risa en las usuarias, pero cuando explica para qué es el uso y como se usa, lo van tomando con más seriedad para probarlo: “Está teniendo éxito. Viene dando resultado y quienes lo llevaron volvieron a comprar”, agregó.

“Es muy fácil de usar y desechable. Práctico, no ocupa lugar y es liviano para transportar. Pero también es anatómico, se adapta a todas las mujeres y niñas. Y sobre todo porque es seguro, por su diseño es imposible orinar fuera o mojarse”.

En el país, un mercado “nuevo”

Este tipo de inventos, aparecieron a comienzos del nuevo milenio en Europa y Estados Unidos. Las primeras consumidoras, eran maratonistas. En el país comenzaron a verse entre el 2013 y 2014 y recién ahora, casi cuatro años después, comienzan a imponerse lentamente.

Los especialistas, dicen que el 85% de las mujeres jamás se sienta en un inodoro público, que el 90% considera que no están limpios y un 70% prefiere aguantarse a utilizar estos baños. Mientras que el 95% dice que la postura adoptada al no sentarse en el inodoro le resulta complicada y molesta dificultando el vaciamiento de la vejiga.

Por ejemplo en Chile, Argentina y México, se comercializan cada vez más y en distintos diseños. Existen en versión descartable o bien la reutilizable con la posibilidad de lavarlo de manera simple.

En Mercado Libre se pueden encontrar distintas opciones con solo ingresar la palabra “orinales” en el motor de búsqueda. Hay del tipo descartables por $200 pesos. También se suman más modelos reutilizables por $300. El cañaseño, viene por ahora en un pack de dos unidades, a solo $50.

Nota de Pablo Rodríguez/ Transmedia VT

Novedades del Sur

Te puede interesar