YPF encauza la Refinería San Lorenzo: reincorporó, indemnizó y hace planes

Nacionales 29 de octubre de 2018 Por
La petrolera estatal YPF empezó a encauzar el complejo industrial donde hasta hace pocos meses Oil refinaba sus combustibles bajo la tutela del Grupo Indalo. El concurso preventivo y posterior quiebra generaron un panorama de incertidumbre que de a poco la petrolera estatal, nueva dueña del complejo, empieza a aclarar.
oilypf

La petrolera estatal YPF empezó a encauzar el complejo industrial donde hasta hace pocos meses Oil refinaba sus combustibles bajo la tutela del Grupo Indalo. El concurso preventivo y posterior quiebra generaron un panorama de incertidumbre que de a poco la petrolera estatal, nueva dueña del complejo, empieza a aclarar. Desde el sindicato confían que la refinería se sume al plan estratégico de YPF presentado el año pasado pero actualizado hace pocos días. 

La semana pasada indemnizó a unos 350 trabajadores  que trabajaban bajo la firma Oil, de los cuales 250 operaban en la Refinería San Lorenzo. La otra novedad es que reincorporó a unos 70 operarios para encender los motores de la estructura que lleva casi ocho meses de inactividad, luego de que se cumplieran los plazos legales de la quiebra. Este cupo asegura el resguardo de las instalaciones, y garantiza las cuestiones vinculadas a seguridad industrial e impacto medioambiental. 

Pero además comenzó a delinear su estrategia para mejorar el esquema de negocios. El secretario general del sindicato petrolero, Supeh, Gerardo Canseco explicó a Rosarioplus que le solicitaron a las autoridades de YPF que le expliquen cuál es el proyecto que tienen en mente para el complejo industrial porque necesitan informarles las perspectivas a los trabajadores.

Planes 

En rigor, el proyecto inicial cuenta con dos etapas. La primera es la remediación de algunos pasivos ambientales que existen, es decir, corregir posibles contaminantes del suelo para la protección. "Si durante cuatro años el Grupo Indalo no pagó un impuesto, menos invirtió", sostienen desde el sindicato en relación a la evasión millonaria de Cristóbal López y Fabián De Souza, ex dueños de Oil.

La otra etapa es de reacondicionamiento de las instalaciones del predio que cuenta con refinería, tanques de almacenaje, puerto, etc. Además, será fundamental integrarlas con el resto de las instalaciones que YPF ya tenía desde antes en San Lorenzo: despacho de camiones, una estación de poliductos, un muelle, entre otras cosas para amalgamar todo el complejo industrial.

Una vez que esté todo reacondicionado, se definirá cuáles serán las unidades de negocios que YPF pondrá en marcha. Desde el sindicato entienden que seguramente el puerto será una de las primeras unidades que ponga en marcha, lo mismo que los tanques. Incluso se cree que la estatal podría potenciar la planta de procesamiento de asfalto, dado que es líder en la comercialización del producto y tiene gran parte del mercado.

Después de definir y potenciar las unidades de negocios, será necesaria una reinserción de más trabajadores.“La refinería, para que sea puesta en marcha, requiere de un proceso de inversión en lo inmediato. Si no se produce esa etapa de inversión y reacondicionamiento, cualquier proyecto sería poco serio y carecería de sustentabilidad”, explicó Canseco.

Pero le tienen fe. "Tenemos muchísima confianza. El otro día cumplió 25 años en la Bolsa de Comercio de Nueva York y el presidente (Miguel) Gutiérrez anunció un plan de inversiones de 30 mil millones de dólares en el período 2019-2023. Sabemos que trabajan con los mejores estándares de cuidado de medioambientes, de las normas de cuidado de trabajo. No tenemos elementos para no confiar en que este proyecto no se dé", sostuvo Canseco a este medio.

 

Estaciones

Vale recordar que YPF adquirió la refinería de San Lorenzo mediante compra por una cifra cercana a los 85 millones de dólares. La petrolera se hará cargo de la operación de la terminal fluvial, situada en el barrio sanlorencino Díaz Vélez. Y en relación a la red de estaciones de servicio de Oil Combustibles, continuará siendo abastecida por Dapsa, tal como ocurre desde mayo.

Se trata de 220 estaciones de servicio que mantendrán la marca Oil y seguirán operando según los contratos firmados por los estacioneros hasta tanto conste su duración. Luego, los propietarios de cada boca de expendio deberán negociar un nuevo vínculo contractual con Dapsa.

Te puede interesar