Por la crisis, los alquileres en la costa están por las nubes y el consumo se desploma

Economía 28 de octubre de 2018 Por
La megadevaluación generada por Cambiemos destruyó el nivel de ventas en los principales destinos turísticos. Los precios de los alquileres en las ciudades de mayor arrastre popular se dispararon.
mardelplata

La crisis económica generada por el Gobierno preocupa a todos los sectores comerciales de la costa atlántica de cara a la temporada que se aproxima. La caída de las ventas y los altos precios de los alquileres son dos factores que preocupan al sector turístico.

Incluso, aunque las familias recorten los días de estadía, los destinos de corte más popular presentan ofertas de alojamiento muy caras. Por ejemplo, un departamento dos ambientes en Santa Teresita cuesta entre $ 15.000 y $ 20.000 para una semana, y en San Clemente el rango va desde los $ 12.000 hasta los $ 18.000.

En la misma sintonía se muestran otras ciudades: en Mar de Ajó alquilar un apartamento de tres ambientes durante 14 días cuesta $ 60.000, un dos ambientes en Mar del Tuyú puede llegar hasta $ 32.000 para la misma cantidad de días. Un monoambiente en Mar del Tuyú se ubica entre los $ 23.000 y los $ 32.000.

CRISIS DE VENTAS
Una encuesta realizada por los equipos técnicos de la diputada nacional por Unidad Ciudadana Fernanda Raverta, entre los propietarios de 1137 locales ubicados en los principales centros comerciales del Partido de General Pueyrredon, reveló el pésimo momento que atraviesa la actividad.

En el relevamiento, un 36% de los encuestados reconoció haber tenido que despedir personal en lo que va de este año, mientras que un 24,89% considera que podría verse obligado hacerlo en los próximos meses para poder sobrellevar la situación de crisis.

Respecto a esta crisis, Raverta le dijo a este medio que “el consumo se verá afectado por los indicadores económicos negativos durante la temporada”, y remarcó que “la caída del poder adquisitivo hará que los trabajadores no gasten en la costa”.

Además, un 74,79% advirtió una caída generalizada en el consumo y un 61,61% admitió haber sufrido una disminución significativa en el volumen de sus propias ventas. “Sólo el 5,54% considera viable sumar a nuevos empleados y un 34,6% cree que el año próximo la situación será peor o mucho peor que la actual”, planteó el trabajo.

En diálogo con El Destape, el presidente de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata, Raúl Lamacchia, explicó que el mal momento que atraviesan las ventas “es consecuencia de las acciones de Gobierno, los desbarajustes económicos y la crisis cambiaria” lo cual puso al sector “en una situación muy complicada”.

Además, el titular de la UCIP señaló que los precios que reflejará la temporada “no tendrán nada que ver con al año pasado por la devaluación”. Tras marcar que "las proyecciones futuras son malas", cerró: "El verano puede ser un atenuante, pero el nivel de ventas no será comparable a otras”.

Te puede interesar