El Gasoducto y la inequidad del ajuste

Locales 10 de octubre de 2018 Por
por José Luis Gaitán
0024332444

El Gasoducto y la inequidad del ajuste
Hace semanas se conoció que el Gobierno Nacional decidió dar de baja el Gasoducto Regional Sur. Esta obra iba a permitir la ampliación de 1800 bocas de gas, que podrían llegar a ser 4000 luego de la primera fase de la extensión, en 8 localidades del sur de nuestra provincia, Teodelina es una de ellas, el resto son Venado Tuerto, Firmat, Casilda, Camen, Chovet, Murphy y Melincué.
El 11 de abril de este año el gobierno teodelinense anunció en sus redes sociales el avance de las obras del gas, sin embargo, no ha habido declaraciones públicas como réplica a este ajuste que priva a tantos vecinos de un servicio tan importante. Habiendo consultado, quien escribe, a dos funcionarios comunales, no obtuve respuestas al respecto.
De esta manera, el ajuste casi total en la obra pública, también llega a nuestra región y afecta la realización de construcciones que, como en el caso antes citado, estaban avanzando: la Municipalidad de Venado Tuerto ya había invertido en caños los 65 millones de pesos que el Estado les asignó por la primera mitad de la construcción.
Esta cancelación no puede leerse sin otras dos realidades que tienen que ver con el tema de la obra pública y la política energética del Gobierno Nacional. En agosto, mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 756/2018, se eliminó el Fondo Federal Solidario, creado "con la finalidad de financiar, en Provincias y Municipios, obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos o rurales" (DNU: 206/2009), lo que significó otro duro golpe para la construcción de obras que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos y para las fuentes de trabajo que se emplean en éstas. Según la página web oficial del gobierno de nuestra provincia (santafe.gov.ar), son 572.702,17 los pesos que llegaron a Teodelina durante el primer semestre de 2018 gracias a este Fondo que ya fue eliminado.
El otro punto a destacar en el contexto de la obra del Gasoducto es la relación con la política en materia de energía que lleva adelante la administración de Mauricio Macri. El aumento en la tarifa de gas que se conoció el viernes 5 de este mes, es en promedio un 50% para los hogares que consumen menos, fue eliminado también el tope de aumentos máximos que prohibía cobrar incrementos superiores al 300% y también se redujo el subsidio dirigido a aquellos beneficiarios de la tarifa social.
En este escenario de suba de tarifas, la Resolución 14/2018 de la Secretaría de Energía del Gobierno Nacional a cargo de Javier Iguacel estableció que los usuarios debían pagar un extra por la pérdida de las empresas gasíferas producto de la devaluación de los meses anteriores. Esta decisión generó un fuerte rechazo por parte de amplísimos sectores de la sociedad. Por esta reacción, el gobierno decidió dar marcha atrás con este dictamen.
Tenemos entonces un servicio que cada vez es más caro, con compañías de gas que llenan sus insaciables bolsillos y demandan constantemente mayores aumentos que le son autorizados por el gobierno y al mismo tiempo, no se mejora la accesibilidad y se cancelan obras tan importantes como la del Gasoducto Regional Sur. El ajuste es por todas partes inequitativo, se paga más y la contraprestación es cada vez menor.

Te puede interesar