Lorenzetti no entrega las claves del CIJ y tiene el primer choque con Rosenkrantz

Política 09 de octubre de 2018 Por
Vació el sitio de información de la Justicia. El Presidente de la Corte sacó una resolución para reclamar las claves.
lorenzetti

Ricardo Lorenzetti planeaba abrir este martes junto a Mauricio Macri el acto del J20, el brazo judicial de la cumbre del G20 en la Argentina. Desplazado de la presidencia de la Corte Suprema, no pudo encabezar el evento que él mismo organizó y debió ceder el espacio a su reemplazante Carlos Rosenkrantz.

El nuevo titular de la Corte se mostró junto a Macri en la reunión a la que llegaron jueces de todo el mundo, en lo que fue su debut al frente del máximo tribunal. Lorenzetti esperaba, en cambio, que el evento que él mismo había diseñado fuera su propia consagración. 

Por eso no pudo ocultar su molestia, en un clima de tensión que crece desde la jugada en la que impidieron que fuera reelecto y que ahora tiene a la Agencia de Noticias del Poder Judicial (CIJ) como campo de batalla.

En duros términos, Rosenkrantz puso en evidencia el malestar al publicar anoche una resolución en la que ordena la "restitución" del acceso al CIJ y a sus contenidos, ya que cuando Lorenzetti se fue, se llevó con él las claves del CIJ que controlaba su protegida María Bourdin.

"Hizo lo mismo que Cristina Kirchner cuando se llevó la cuenta de Twitter", dijeron en Tribunales a LPO. Más allá de la ironía, en la justicia creen que es un tema delicado porque en el CIJ está la base de datos de los fallos. Con esta resolución, Rosenkrantz busca también dejar un precedente administrativo como para eventual acciones legales.

La denuncia se agrava porque dicen que Lorenzetti vació el sitio de información de la Justicia, dejándolo sin personal. Como contó este medio, cuando el ex titular supremo se dio cuenta de la maniobra para sacarlo de su lugar, se llevó a su vocalía a Bourdin y a su segundo, Pablo Méndez, al igual que a varios empleados del CIJ a quienes dispersó en distintos organismos que dependen de la Corte, reduciendo el staff de empleados a menos de la mitad. 


El trabajo del CIJ quedó prácticamente congelado, por eso en la Resolución N° 3038/2018 Rosenkrantz hizo un repaso por todas las últimas decisiones de Lorenzetti referidas a "traslados de personal de último momento a su propia vocalía y a otras áreas de la Corte". 

Como contó LPO, Bourdin manejaba al CIJ casi como un sitio web personal. Incluso, durante mucho tiempo la cuenta de Twitter del CIJ estaba dedicada casi por completo a retuitear sus comentarios y eso llevó a que el juez Horacio Rosatti lanzara su propia página, en un intento por romper el cerco digital que construyó durante más de una década el rafaelino.

Fuentes judiciales creen que la resolución además de golpear a antecesor le hace daño al propio Rosenkrantz ya que muestra que perdió autoridad en sus primeros días. Incluso dicen que a Rosenkrantz le agarró la "onda gradualista" de Macri en el primer año. "Hace todo lento, le sacan el CIJ, tiene que publicar una acordada, ahora va a este acto y no tiene cómo difundirlo", describió una fuente a LPO. 


Además de los duros términos en los que se manifestó la batalla, se entiende que la avanzada de Lorenzetti contra Rosenkrantz lo es también contra Macri, que durante el acto se mostró muy cómodo con el nuevo titular de la Corte y aseguró que están "comprometidos en la lucha contra la corrupción y la impunidad". 

Te puede interesar