Lamentable: nuevo paro docente hoy en Buenos Aires y ya hay récord de 24 días

Nacionales 08 de octubre de 2018 Por
El Gobierno de María Eugenia Vidal volverá a descontar los jornadas no trabajadas, y no evalúa “por ahora” dictar una conciliación obligatoria. Tras megadevaluación, gremios reclaman suba de hasta el 47%.
vidalylosmaestros


• EN LA ANTESALA DE ENCUENTRO PARITARIO DEL PRÓXIMO JUEVES.

En una virulenta escalada que acumula este año ya 24 días de huelga (en los hechos, más de un mes de clases perdidas o erosionadas), el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) activará hoy un nuevo paro de 48 horas, que volverá a golpear a la educación pública y afectará a unos 3,2 millones de alumnos.

La nueva estocada del bloque -que integran Suteba, Feb, Sadop, Amet y Udocba- se da en medio de una tensa y aún abierta paritaria con María Eugenia Vidal, quien el pasado viernes destrabó una nueva mesa de negociación para el próximo jueves, en la que presentará una nueva recomposición salarial.

En reacción, el Gobierno bonaerense volverá a aplicar los descuentos de sueldo de rigor por las jornadas no trabajadas, aunque -aseguraron ayer a Ámbito Financiero- no evalúa activar "por ahora" la figura de la conciliación obligatoria.

"No hay razones para parar el lunes y el martes, dado que nos vamos a ver (el jueves)", disparó la propia Vidal el viernes, tras un anuncio de los sindicatos que llevará las jornadas de paro a 24 días este año (en rigor, 24 y medio), cuatro más que el récord de 20 días de 2014. "Ojalá reflexionen: no les quitemos dos días de clase a los chicos", agregó Vidal 

"No hay cierre unilateral de paritarias, entonces ¿por qué el paro, cuando los estamos convocando?", arengó el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas.

Frente al duro golpe al ciclo lectivo 2018, la Dirección de Cultura y Educación, que conduce Gabriel Sánchez Zinny, avanza en la definición de un esquema de recuperación de contenidos por las jornadas perdidas, que incluirá una extensión en el dictado de días de clase.

En medio de la escalada de la inflación tras las corridas cambiarias, el FUDB rechazó a mediados de agosto una oferta de suba salarial del 20,7% a agosto (incluido un 1,7% de material didáctico, no remunerativo), con revisión en octubre. 

La brecha es grande: la vara de los dirigentes está cada vez más alta, y el reclamo de incremento apunta ahora a entre el 42% y el 47% de recomposición.

Pero en los últimos días la tensión creció, luego de que trascendiera un decreto gubernamental que oficializa la grilla de anticipos a cuenta de paritaria otorgados este año por Vidal, y que suma ya, precisamente, el 20,7%,

En el marco de la huelga de 48 horas que arranca hoy, el FUDB desplegará además una movilización hoy a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en tierra porteña, para amplificar sus planteos.

Ahora la expectativa está centrada en la nueva oferta que concretará el jueves -a las 17.30, en el Ministerio de Economía, en La Plata- el Gobierno de Vidal a la coalición de gremios. 

Una pista, por de pronto, quedará sembrada el miércoles, cuando el Gobierno provincial retome la pulseada salarial con los sindicatos estatales.

"Esperamos que el Gobierno entienda que no se puede seguir dilatando la situación; no podemos perder poder adquisitivo frente a la inflación", disparó, con ese telón de fondo, el titular de Suteba, Roberto Baradel, además de remarcar que "la línea de pobreza está en 20 mil pesos, y el salario inicial de un docente es de 12 mil pesos".

En esa línea, el también dirigente de Ctera confirmó que el gremio pretende una suba de entre el "42% y el 47%, que es la perspectiva del Banco Central".

El FUDB viene de desplegar una intensa agenda de promoción de sus reclamos salariales y de condiciones de seguridad en las escuelas, que incluyó la semana pasada una reunión con la Comisión Episcopal de Pastoral Social -a la que pidieron una mediación ante el Ejecutivo bonaerense- y con legisladores de la oposición (y un puñado de Cambiemos).

El viernes, en tanto, los gremios -ya no sólo docentes- tuvieron otro día de protagonismo en La Plata, en este caso al ser recibidos por el arzobispo Víctor Fernández, para una misa "por la paz social".

Allí el sucesor de Héctor Aguer apuntó con dureza contra Mauricio Macri, al señalar que "no le interesa" mantener un diálogo con la Iglesia. "No queremos la falsa paz que les dice a los pobres que sigan esperando, que confíen en recetas inseguras", dijo.

Te puede interesar