El ex representante de Estados Unidos en el FMI dijo que los fondos del acuerdo con Argentina no alcanzan

Política 06 de octubre de 2018 Por
Mark Sobel, integra ahora el prestigioso think thank CSIS. Aseguró que el crédito debería elevarse a USD 70.000 millones para cubrir las necesidades de financiamiento.
fondosargentina

El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), uno de los think thanks más prestigiosos en materia de política internacional, aseguró que el reciente incremento del crédito Stand By con el FMI no será suficiente para cubrir las necesidades de financiamiento argentino.

Ante el contexto de ausencia de confianza y fuga de capitales, el CSIS advierte en el artículo que se titula "Argentina y el FMI, Toma Dos", que el programa con el Fondo debería elevarse por lo menos hasta los 70.000 millones de dólares.

El firmante de la nota no es un improvisado en la materia, sino que se trata de Mark Sobel, quien fue el representante de los Estados Unidos ante el FMI hasta principios de este año y se desempeñó como secretario adjunto de política monetaria y financiera internacional del Tesoro entre 2000 a 2014.

El artículo de Sobel es muy sugerente, porque se sabe que el presidente Trump intervino fuerte ante el FMI para que se aumente el respaldo a la Argentina, luego de un pedido directo de ayuda de Macri, cuando el staff del organismo se había puesto muy duro con la Argentina. Es que Macri enfrenta en el FMI la dura resistencia de Alemania, Francia y Holanda, como reveló este medio. 

De hecho, antes del anuncio de la nueva renegociación se hablada de sumarle 20 mil millones de dólares al paquete inicial, justo lo que ahora propone Sobel. La feroz resistencia de los países europeos inicialmente redujo eso monto extra a una cifra que iba de los 3 mil a 5 mil millones de dólares y finalmente se saldó la discusión con un monto de 7.000 millones de dólares.

"No es razonable esperar que el diseño del programa sea infalible cuando se realiza en medio de la volatilidad y la impredecible psicología del mercado", sostuvo Sobel.


A su vez, aseguró que el aspecto más importante del programa no debería ser el financiamiento, sino la implementación de políticas adecuadas. "La bazooka ya es grande y una bazooka más grande no es necesariamente la respuesta", fue su tajante conclusión.

Consideró además, que la aprobación del presupuesto del 2019 será una condición indispensable para mantener el apoyo del Fondo y servirá para enviar una fuerte señal a los mercados.

Finalmente, pronosticó que la dureza del programa monetario anunciado tras el acuerdo con el FMI y su consecuente recesión, que "será mucho peor al 0,5% que asume el presupuesto", dañarán las perspectivas electorales de Macri.

Sobel no es el único ex funcionario de importancia que se sumó a esta organización bipartidista conformada tanto por Demócratas como Republicanos. También integra su dirección, Kimberly Breier, recientemente propuesta por Donald Trump como subsecretaria para Asuntos de América Latina del Departamento de Estado.  

Te puede interesar