Habló el médico que le escribió a Macri: “¿Cómo se puede estar a favor de la vida y ajustar en salud?”

Política 03 de octubre de 2018 Por
El cirujano platense que publicó una carta abierta al Presidente explicó cómo los presupuestos a la baja afectan cuestiones concretas dentro de los hospitales y las salitas. También sostuvo que las políticas nacionales se retrotraen a más de 50 años.
cartadeunmedico

Mientras profesionales de la salud llevan adelante medidas de fuerza y convocan a una marcha federal para este jueves en reclamo de mejoras en el sector, el médico que publicó una carta abierta a Mauricio Macri habló con Juan Rubinacci por “No te des vuelta” sobre las razones que lo llevaron a escribirle al primer mandatario.


“Algunos de los problemas que tienen que ver con lo que afecta a la salud púbica -sobre todo en qué lugar de prioridad se la pone- son por las decisiones políticas que toma el Presidente y su Gabinete”, expresó Manuel De Battista.

Y agregó: “La política a nivel nacional está cursando uno de los episodios que probablemente pasen a la historia como algo muy oscuro, o por lo menos bastante malo, porque es retrotraernos a más de 50 años, desde que se fundó el Ministerio de Salud”.

Dentro de la misiva, el cirujano formado en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP)que trabaja desde el 2010 en el Hospital Rossi remarca la situación de precariedad con la que conviven dentro de los centros de salud y la “desesperación” de los pacientes cuando no pueden acceder a un  tratamiento.

“El hecho de no invertir en salud o tener presupuestos a la baja se expresa después en cuestiones concretas en los hospitales, las salitas, en listas quirúrgicas largas, tratamientos oncológicos que no llegan a tiempo, gente que no llega atenderse en determinada guardia”, expresó.

Y cuestionó: “¿Cómo se puede estar a favor de la vida si en un momento en el que se está aplicando un ajuste en una situación de crisis social y económica se está ajustando en una de las cosas más preciadas de la gente, que es la salud?".

“Es un tanto contradictorio y por eso la idea es reflexionar sobre cuál es la política sanitaria y de salud que se está llevando adelante en Argentina”, agregó el doctor y culminó: “No  es algo descabellado pensar que este gobierno quiera avanzar en que la salud como la conocemos deje de existir y pase a ser a través de un plan de cobertura”.


  
Manuel De Battista
 
1 de octubre a las 23:47 ·  
Carta de un médico al Presidente

Señor Presidente Mauricio Macri, mi nombre es Manuel De Battista. Soy médico cirujano en el hospital Rossi de la ciudad de La Plata y quería hacerle llegar una reflexión ya que como he oído de su propia boca, usted está _“a favor de la vida”._ No voy a referirme a la legalización del aborto y sus miradas, sino de algo un poco más amplio: la gravísima situación que atraviesa la salud pública en la Argentina.

Me formé en la educación pública, más precisamente en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y trabajo en el hospital público provincial desde el 2010 hasta hoy en día. Luego de siete años de carrera universitaria, hice cinco años de residencia, dos años de becario y actualmente soy médico de guardia los domingos, con un cargo de 36 horas semanales. Le confieso que no es fácil que los profesionales con tantos años de formación y dedicación quieran ingresar a trabajar a los hospitales públicos donde cobramos un sueldo de $24.000 (cargo testigo) por 36 horas semanales cuando la canasta de la pobreza está por encima de los 21 mil pesos y la canasta básica de alimentos y servicios ronda los $52 mil, según datos de la CESyAC (Centro de Educación, Servicio y Asesoramiento al consumidor). Trabajamos en hospitales con edificios emparchados, que se llueven, con pérdidas de gas y con ascensores que se caen, poniendo en riesgo la vida de nuestros pacientes y las nuestras.

Comprenderá usted que aquellos que estamos comprometidos con sostener la atención en el sistema público de salud tenemos motivaciones que exceden las económicas. La satisfacción que genera poder ayudar a aquellos que más lo necesitan cuando su salud o las de sus hijos está en juego no tiene precio. Pero a esto es a lo que quería referirme. Seguramente conocerá a alguien que para poder costear una enfermedad o el tratamiento de algún familiar ha vendido lo que tenía a mano, por ejemplo, el auto o tuvo que endeudarse. La desesperación de nuestros pacientes cuando no pueden acceder a un tratamiento puede tomar dimensiones inimaginables para el que nunca pasó por esa situación. Es decir, en ese momento se trata de un tema de vida o muerte.

Como usted se ha pronunciado “a favor de la vida” quería invitarlo a reflexionar sobre la situación actual en el sistema de salud, que está atravesando un ajuste, ordenado por su persona. Si alguien es capaz de endeudarse o vender el auto o la casa para pagar un tratamiento, ¿No le parece que las decisiones de gobierno deberían estar a la misma altura? Volver a un ordenamiento del sistema de salud argentino que prescinde de un Ministerio (de Salud), es decir, retrotraernos a más de 50 años atrás en el tiempo ¿Le parece a usted que eso es “estar a favor de la vida”? ¿Que me diría si viniera a mi consultorio por una dolencia o algún problema quirúrgico y yo le dijera que lo vamos a operar como hace 50 años? Sería inadmisible, sería mala praxis. No sé cuál es el criterio de mala praxis en política sanitaria pero lo que hace su gobierno se parece bastante.

Señor Presidente, no le hablo desde el otro lado de la grieta, le hablo desde este lado, el lado de la vida. De la vida de los millones de argentinos, hombres, mujeres y niños que no tienen obra social ni prepagas, de los trabajadores que se han quedado desocupados, de los miles de precarizados que no pueden acceder a otra salud que no sea en el sistema público. El ajuste en salud no es vida, es muerte.

Te puede interesar