Escándalo: Serena Williams estalló en la final femenina del US Open y acusó al juez de "mentiroso y ladrón"

Deportes 08 de septiembre de 2018 Por
La norteamericana perdió el Abierto de los Estados Unidos con la japonesa Naomi Osaka.
serena

Serena Williams perdió los estribos en la final del US Open, que finalmente ganó la japonesa Naomi Osaka. La norteamericana, frustrada porque el título se le escapaba de las manos, protagonizó uno de los escándalos más grandes de su carrera.

Noami Osaka aplastó a una Serena Williams descontrolada y se coronó en el US Open del escándalo
Williams no fue profesional. Enojada porque no podía hacer pie y abajo en el marcador, rompió dos raquetas y comenzó a enfurecerse. Pero todo estalló cuando el juez de silla, el portugués Carlos Ramos, le dio un warning.


A partir de ahí nada fue igual. La tenista de 36 años recibió una amonestación en el segundo juego del segundo set por presuntamente recibir órdenes de su entrenador, algo que está prohibido, y le sacaron un punto. La discusión subió de tono y Serena fue penalizada con un game completo al llamar "mentiroso y ladrón" al juez.


"Nunca hice trampa en mi vida, tengo una hija. Me debés una disculpa", le gritó Serena al juez, mientras no podía evitar que sus ojos se llenaran de lágrimas. Era un volcán en plena erupción.


Pero no terminó ahí. Pocos segundos después discutió con la máxima autoridad del partido. "Esto pasa porque soy mujer. Su fuese hombre, no harían nada. Ellos hacen cosas peores", disparó Serena.

Te puede interesar