Asuntos Internos desafectó a policía de la Bonaerense bajo sospecha que liberaba la zona a delincuentes

Policiales 07 de agosto de 2018 Por
Se trata del subteniente Cristian Jesús Lazo, quien cumplía funciones en el Comando de Patrullas de la capital provincial. Lo separaron de la fuerza acusado de favorecer el accionar de una banda que robaba autos y motos. Hay otro uniformado en la mira
asuntosinternos

El Auditor General de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Guillermo Berra, desafectó en las últimas horas mediante una resolución a un subteniente de la fuerza, quien está acusado de haber liberado zonas durante junio y julio pasado para que una banda de delincuentes robara autos y motos en los barrios platenses de Tolosa y Ringuelet.

Se trata de Cristian Jesús Lazo, un uniformado que cumplía funciones en el Comando de Patrullas de la capital provincial. Para la investigación fue clave el aporte del titular de la seccional Sexta, quien había identificado que los robos de vehículos predominaban cuando Lazo estaba de guardia.

También lo complicó al subteniente la declaración de un menor detenido cuando se desbarató la banda del Gordo Martín, del barrio El Mercadito. De acuerdo al informe que recibió Berra, el adolescente aseguró que Lazo les dejaba la zona sin protección policial para que pudieran robar.

En diálogo con INFOCIELO, uno de los que encabezó la investigación interna aseguró que hay otro integrante de la Policía Bonaerense en la mira, el que sería cómplice de Lazo.

En “prima facie”, en el proceso investigativo de estos hechos, Lazo “se encontraría vinculado a una banda delictiva a la que proveería de municiones. Así mismo, en circunstancias en las que prestaría servicios en el Comando de Patrullas de La Plata, liberaría la zona para la perpetración de hechos a cambio de dinero”.

Durante junio y julio pasado hubo unos 20 hechos violentos en robos de vehículos en Tolosa y Ringuelet. Entre las víctimas  estuvo un jubilado, a quien lo atacaron a tiros el 8 de julio, frente a su casa de 518 entre 6 y 7. El caso tomó estado público porque ante la violencia reaccionó su esposa. También su nieto de 12 años, quien corrió a los jóvenes ladrones con un palo.

Te puede interesar