Por una deuda de Desarrollo Social se canceló la entrega de medicamentos a pacientes carenciados

Nacionales 04 de agosto de 2018 Por
Los programas de presentan complicaciones son los de ayuda directa y subsidios.
secretariadesarrollosocial

El ministerio de Desarrollo Social, dirigido por la abogada Carolina Stanley, acumula deudas millonarias con varios proveedores de Capital Federal. La falta de pago afecta a pacientes que no pueden acceder a una cobertura médica y se encuentran en un estado de vulnerabilidad.

Son dos las asistencias que están siendo perjudicadas: las ayudas directas y los subsidios. A través de los primeros, se brindan insumos para la gente que presenta problemas como ano contranatura, problemas en la vejiga, necesidad de usar sonda, entre otra cosas; lo que serían padecimientos crónicos. El subsidio otorgado equivale a $ 4.430 y es entregado todos los meses con un listado de farmacias para acceder a los insumos o medicamentos necesarios.

“La ayuda directa es para gente muy carenciada que viven en zonas precarias. En el papel les dan cuatro opciones para ir, pero por las deudas muchas farmacias dejan de entregar. Hay gente que no se puede ir a comprar un paquete de aspirinas”, relató una trabajadora de las empresas proveedores.

Por otro lado, a través de los subsidios se entregan productos como implantes cocleares, audífonos y vinchas óseas. Las licitaciones para acceder a los pedidos suelen estar arreglados, por lo cual ninguna gana por una cuestión de mejor oferta. “Un audífono que puede salir 370 mil pesos se presupuesta como 990 mil. En el medio una vez que esa factura se logra cobrar son varios los que se benefician”, reveló a El Destape una empleada.

Si bien desde el Ministerio informaron que iban a pagar lo adeudado a fines de julio, esto nunca sucedió. Los montos de las deudas van desde los 5 a los 700 millones de pesos, según los tamaños de los proveedores. Desde el propio Gobierno confiesan que no saben si van a poder afrontar los gastos. Se suma a esta problemática el hecho de que la Dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (DADSE) habría pasado del rubro del ministerio de Desarrollo Social al ministerio de Salud. Sin embargo, desde Desarrollo Social confirmaron que siguen emitiendo las órdenes.

“Hay un señor que si deja de tomar la medicación se le para el cuerpo. Trata de hacer alguna changa y la hija intenta ayudarlo. Muchos empleados intentan compran al costo para ayudar a la gente”, contó la empleada, quien reveló otro caso de una empleada doméstica que llegó a vender su casa por no poder afrontar los gastos de su hijo parapléjico.

“Si no tomo la medicación me tienen que internar. Lo mío es troncal. Me afecta el habla, los párpados. Hace casi un mes que estoy así”, explicó uno de los pacientes, cuya medicación cuesta alrededor de $ 3900. La ausencia de entrega se extendió por tres semanas. En caso de que se retome el servicio, se hacen entregas de forma limitada.

Es la Dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (DADSE) la que se encarga de administrar los medicamentos, insumos y tratamientos para personas que no pueden acceder al servicio médico. Muchas personas viajan desde lejos y no se logran a cubrir los 400 números que dan por día.

Te puede interesar