Romano comparó el escándalo de los cuadernos con el caso de Miriam Quiroga

Política 03 de agosto de 2018 Por
El actor vinculó este caso con una posible operación para ocultar el escándalo de los aportantes truchos de Cambiemos en la campaña 2017.
romano

En medio de la conmoción por unos supuestos cuadernos que incriminan a Roberto Baratta, segundo de Julio De Vido, el actor Gerardo Romano habló sobre el caso durante una entrevista con el periodista Luis Novaresio y lo relacionó con un posible intento de tapar el escándalo de los aportantes truchos de Cambiemos.

El caso de los cuadernos le hace acordar “al episodio de Miriam Quiroga, la empleada de Casa de Gobierno que tuvo Néstor Kirchner que estuvo durante años haciéndole un juicio porque ella tenía su despacho frente suyo y veía todos los días cómo contaba la guita de los bolsos en la puerta de su despacho, porque los Kirchner cuentan la guita delante de los choferes, son así”, bromeó. Luego, recordó, se demostró que eso era mentira.

“Las faltas de ortografía, las manera de anotar son dudosas. Por eso menciono a Miriam Quiroga y al asesino de Aníbal Fernández, porque le imputaban el “triple crimen”. Ahí está La Morsa, lo más tranquilo, viendo el hockey” ironizó.

En este sentido, definió a Vidal como “una gobernadora que tenía un gran capital político, que tuvo aportantes para su campaña que eran truchos, pero tuvo la suerte de que aparecieron los cuadernos de Centeno y todo quedó en aguas de borrajas”. Para él, hubo un “carpetazo y contra carpetazo”.

Además, cuestionó que esta investigación haya surgido del periodista de La Nación Diego Cabot. “Esto es un periodista de derecha que trabaja en un diario de derecha, que son absolutamente antikirchneristas, pero más que eso son proneoliberales y promacristas”, con lo cual “participa de la cuestión hegemónica”.

Por otra parte, sostuvo que Mauricio Macri es “un presidente que roza la institucionalidad, que mete decretazos y pone en riesgo el juego de la democracia”, y que “no es querido porque lo putean Charly García y Luis D’Elía”. En tanto, sugirió que su gobierno combina el “totalitarismo” con el “neoliberalismo”.

“El totalitarismo tiene un líder mesiánico, un partido único que no permite objeciones, y en conjunción con el neoliberalismo es un dispositivo de poder que acumula poder mediático, poder económico, poder militar, poder judicial y poder político, todo eso junto que tiene este Gobierno ahora”, analizó, y vinculó esto con el ataque con piedras al teatro ND Ateneo.

En este sentido, manifestó que “es muy doloroso volver a las formas del totalitarismo” y que está “deprimido”, ya que estuvo presente en el momento en que rompieron las puertas de vidrio del teatro donde estaba por proyectarse el documental “El Camino de Santiago”, a un año de la desaparición de Santiago Maldonado.

Aunque sostuvo que no hace una relación directa entre este ataque y las fuerzas de seguridad, remarcó que “a media cuadra” del teatro “está el círculo de Gendarmería. “No estoy relacionando nada. Pasó un camioncito de Gendarmería y después aparecieron estos anarquistas y tiraron piedras", expuso.

https://www.facebook.com/229896074261325/videos/286069615310637/

Te puede interesar