Macri intentó tranquilizar a los empresarios y se habló de cambios de gabinete

Política 12 de mayo de 2018 Por
Los convocó a Olivos en medio de la corrida y les dijo que el acuerdo con el FMI es para evitar una recesión.
macriempresarios

 976_x_275_px

Mauricio Macri reunió de urgencia a los empresarios más importantes del país a en la Quinta de Olivos para intentar tranquilizarlos en medio del viernes negro de los mercados.

El presidente hizo una breve explicación del acuerdo con el FMI y utilizó el mismo argumento que había usado con los gobernadores: el préstamo no es para contener al dólar sino para evitar una recesión.

Y les aseguró que las condicionalidades que pedirán los técnicos que dirige Christine Lagarde no van a definir demasiado del ajuste que anunció Nicolás Dujovne, el viernes de la semana pasada, cuando oficialmente terminó el experimento gradualista.

Macri se sentó con Amancio Oneto (Molinos), Gerardo Diaz Beltrán (CAME), Miguel Acevedo (UIA), Luis Betnaza (Techint), Eduardo Eurnekian (CAC), Enrique Cristofani (Santander Rio), Alfredo Coto, Eduardo Elzstain (IRSA), Cristiano Rattazzi (FCA) y Martin Migoya (Globant).

Elsztain deslizó que acaso se podría evaluar la conveniencia de hacer un cambio de gabinete, Macri prefirió dejar esa sugerencia -que respalda el mercado y casi toda la clase política-, sin respuesta.

Además de repasar cómo estaba la actividad en cada sector, el presidente les pidió que lo ayuden a transmitir tranquilidad a la gente y volvió a ratificar el rumbo del Gobierno.

Elsztain le sugirió al presidente la conveniencia de hacer cambios en el gabinete, como reclama el mercado. Macri prefirió dejar esa sugerencia -que respalda el mercado y casi toda la política- sin respuesta.


El pedido del dueño de Irsa es un reclamó unánime del mercado que viene exigiendo una conducción unificada del manejo económico y la disolución del tridente de la Jefatura de Gabinete. 

"Macri tiene que pasar de 23 ministros sin poder a ocho con volumen político propio, que puedan enfrentar la crisis y tengan espalda para los acuerdos que urgen con el peronismo", explicó a LPO un destacado integrante del oficialismo que agregó dramático: "La decisión no puede demorarse mucho más allá del lunes".

Si bien los empresarios esperaban un clima de mayor tensión, lo notaron tranquilo al presidente y creen que esa demostración fue justamente el motivo de la reunión. En especial en torno al dólar, que se volvió a disparar.

Uno de los presentes relató a LPO que a Macri se lo vio cómodo respecto de la suba de la divisa norteamericana y de allí las declaraciones posteriores de Francisco Cabrera, único orador luego del encuentro. 


"Para nosotros no es un problema que se ajuste el tipo de cambio, obviamente lo que no puede pasar es una situación de crisis. Entendemos que este es un tema coyuntural que en pocos días será historia", auguró el ministro de Producción.


Es que el FMI le pide a Macri la depreciación del peso, lo que reactivaría las exportaciones y las economías regionales, según sostienen en el Gobierno. Esto encuentra una contradicción con las maniobras del titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, que hoy vendió 1.100 millones de dólares para que el dólar baje de $24.

Los empresarios se retiraron sin hacer declaraciones, pese a que se esperaba que participaran de la conferencia de prensa junto a Cabrera. Un escenario muy similar al del jueves en la Rosada donde, por pedido expreso de Macri, los gobernadores peronistas se retiraron sin hablar a la prensa.

 

Te puede interesar