Indignación: un genocida que participó de los vuelos de la muerte fue encontrado paseando en España

Nacionales 11 de mayo de 2018 Por
El represor, Adolfo Scilingo, oriundo de Bahía Blanca, fue fotografiado cuando caminaba libremente por las calles del país europeo. El torturador fue condenado por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar.
genocida

 976_x_275_px

El represor, Adolfo Scilingo, condenado en España a más de mil años de prisión por crímenes de lesa humanidad, por su participación en los denominados vuelos de la muerte ocurridos durante la última dictadura cívico militar, fue fotografiado mientras realizada un paseo por las calles a las afueras de Madrid.

Scilingo, de 71 años, lleva 26 salidas de la cárcel en los últimos tres años y se encuentra detenido en la cárcel de Alcalá Henares, en Madrid. Al respecto, la integrante de Abuelas de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, dijo que "no se puede olvidar que acá hubo vuelos de la muerte de los que ese hombre fue el encargado".

Según trascendió la familia del genocida vive en un pueblo cercano, situado en la sierra madrileña. Mientras que el genocida durante sus permisos vive con su esposa, hija y varios de sus nietos.

En 2007, el Tribunal Supremo de España confirmó su condena a 1.084 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad, por arrojar a 30 personas al mar, en los llamados vuelos de la muerte durante la dictadura cívico militar eclesiástica. Además, se le adjudican 265 detenciones ilegales en la ESMA y un caso probado de tortura.

Tras cumplir tres cuartas partes de la condena -de los 25 años de efectivo cumplimento-, Scilingo cuenta con una clasificación que le permite pedir 36 días anuales de salidas transitorias distribuidas en tramos no mayores a los siete días.

Te puede interesar