La oposición sumó los votos necesarios en comisión y el miércoles que viene podrá aprobarlo por mayoría simple "El acuerdo contra el tarifazo tiene dictamen"

Política 03 de mayo de 2018 Por
La oposición tuvo 51 votos contra 47 del oficialismo en las tres comisiones que se debatió el proyecto que prevé retrotraer el aumento de las tarifas y atarlas al índice de incremento de los salarios. La semana que viene irá al recinto.
tarifazo

 976_x_275_px

Ya hay dictamen contra el tarifazo en los servicios públicos en la Cámara de Diputados y la oposición llevará el proyecto común el miércoles próximo al recinto, donde necesitará simple mayoría para darle media sanción. A pesar de que Cambiemos se alzó ayer con el dictamen por el rechazo en la comisión de Presupuesto (23 a 22), la oposición sumó 51 firmas contra 47 del oficialismo en la suma de las tres comisiones que trataron la iniciativa (incluyendo Obras Públicas y Defensa del Consumidor) por lo que la alianza oficialista ya no podrá evitar que el debate llegue al recinto. De todas maneras, Cambiemos buscará dilatar y empantanar el debate con un nuevo argumento reglamentario, al tiempo que desde el Gobierno continúa la presión sobre los gobernadores (el peronista cordobés Juan Schiaretti se pronunció públicamente contra el proyecto opositor) y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, amenazó a la oposición con el veto presidencial (ver aparte). 

La actitud dilatoria del oficialismo quedó rápidamente al descubierto ni bien iniciada la reunión de la comisión de Presupuesto. Su presidente, el macrista Luciano Laspina, sostuvo que había solicitado un informe a la Oficina de Presupuesto del Congreso sobre “el costo fiscal” del proyecto opositor –especialmente sobre la reducción del IVA– y que sus autoridades habían solicitado “una semana más” para pronunciarse. 

La respuesta llegó a través del massista Marco Lavagna, que saludó la puesta en funcionamiento de la Oficina de Presupuesto del Congreso pero le recordó que la misma “ni siquiera tiene oficina, que no tiene acceso al sistema de información, ni personal técnico contratado”. Lavagna también le respondió a Laspina a propósito de su preocupación por el costo fiscal del proyecto. “Son 200 mil millones adicionales que no están en el presupuesto pero con el aumento de la inflación la recaudación adicional alcanzaría los 313 mil millones. Sobran los recursos para solventar gastos”, le subrayó.   

En nombre del Bloque Justicialista, Diego Bossio defendió el proyecto que busca retrotraer las tarifas a noviembre de 2016, estabilizarlas por un año y atar los futuros aumentos al índice de variación salarial para los hogares y al índice de precios mayoristas para pymes, cooperativas y empresas recuperadas. “No se puede aceptar que estén presionando a favor que no se traten temas de preocupación de miles de argentinos. Si no se pueden pagar no es viable”, dijo Bossio para contrastarlo con la “duplicación de su valor y la toma de ganancias de 14 de las principales empresas energéticas”, además de los argumentos del “jefe de Gabinete que tildó de irracional el proyecto” y que azuzó que “los mercados financieros están alterados por simple reunión de la comisión de presupuesto”. 

El radical misionero Luis Pastori le apuntó a la iniciativa opositora y fue la voz cantante del oficialismo: tildó al proyecto como “absolutamente irracional. No está dotado de razón. Absurdo, descabellado, ilógico”. Luego se explayó sobre “errores” de técnica legislativa, que la oposición tomó nota para corregir y le agradeció a Pastori. 

Nicolás del Caño (FIT-PTS) criticó “la rapidez oficialista para defender el interés de las petroleras. Habla irracionalidad y defiende el tarifazo que beneficia los intereses de los amigos del Gobierno y el Presidente”.

“Vinimos con la expectativa de firmar hoy el dictamen unificado de los más grandes bloques opositores (que su bancada firmó en disidencia), después de la decepciones que ocasionó el oficialismo para discutir el tema tarifario, primero con el quórum y después con los dos tercios”, arrancó Axel Kicillof (FpV-PJ). “Queremos brindarle una clara perspectivas a los hogares, trabajadores, jubilados, pymes y comercios. La economía real”, remarcó Kicillof y arremetió contra el gobierno y las empresas energéticas por “dolarizar las tarifas y tornarlas impagables”. 

“Queremos llevar un alivio de las familias y la producción –insistió Kicillof– porque las tarifas son absolutamente irracional para la mayoría de los argentinos”. “La gente no quiere más dilaciones. Vamos a aprobarlo el miércoles recinto, sino media un suceso extraordinario”, advirtió.      

Mientras continuaba el debate, los números ya estaban echados. Cambiemos reunió 23 firmas por el rechazo al proyecto opositor, mientras que la oposición alcanzó apenas uno menos: 22. Allí comenzaron las especulaciones. El jefe del bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi, sostuvo que en la suma de las firmas que se obtuvieron en las tres comisiones que trataron el tema, la oposición obtuvo el dictamen de mayoría para el proyecto opositor con 51 firmas totales contra 47. Bossio se pronunció en el mismo sentido y desde la secretaría parlamentaria reconocieron que ese es el sistema empleado de acuerdo a los usos y costumbres de la Cámara.    

El propio jefe del interbloque de Cambiemos, el radical Mario Negri, admitió que el triunfo parcial del oficialismo era sólo “un dictamen simbólico” que no modificaba la derrota. En cambio, el diputado PRO, Daniel Lipovetzky, sacó su propio reglamento y argumentó que el de Presupuesto era el dictamen de mayoría “porque habilita su tratamiento en el recinto”. 

También se confirmó una maniobra oficialista, con la que podría intentar imponer otro cálculo. El viernes por la noche, Cambiemos reemplazó de la comisión de Presupuesto a tres de sus disputados: Paula Oliveto (CC) y Hugo Marcucci (UCR) y Pablo Torello (PRO) que integraban las comisiones de Obras Públicas y Defensa del Consumidor. Sus reemplazantes Albor Cantard (UCR), Juan Manuel López (CC) y Lucas Incicco (PRO), no integran esas comisiones. Por lo que el oficialismo especularía –aunque no lo blanqueó– con que se debería tomar, en contra de la experiencia parlamentaria, el voto de cada diputado y no doble si alguno de ellos integra dos de las comisiones que participan del debate. Con lo que el oficialismo revertiría su derrota. Hay que ver si el miércoles lo utiliza para empantanar la sesión en una discusión reglamentaria y evitar que avance el proyecto contra el tarifazo.  

Te puede interesar