Dietrich criticó en Colombia los colectivos eléctricos que compra en la Argentina

Política 10 de abril de 2018 Por
Sus voceros aclararon después que se refería a una compra "masiva" de colectivos ecológicos.

Guillermo Dietrich cuestionó en Colombia la misma política que impulsa en la Argentina. El ministro de Transporte calificó como un "error" la compra de buses eléctricos para el Transmilenio de Bogotá mientras que esos colectivos comenzarán a circular por Buenos Aires a fines de este año.

El funcionario subrayó que la ciudad colombiana, en vez de inclinarse por los colectivos eléctricos, "esa plata hay que invertirla en más buses a combustión y más infraestructura para el Transmilenio" ya que "el impacto para el medioambiente es más grande si la gente usa menos el auto", según publicó Energía Estratégica.

Bogotá aún no determinó qué clase de transporte comprará y está evaluando todas las opciones. Sin embargo en Buenos Aires las líneas 12, 39, 34 y 59 en noviembre próximo. Se trata de una prueba piloto para la que el Estado nacional brindará grandes ventajas y la intención es que en el futuro la mayor parte de los 10 000 buses que circulen usen electricidad.

¿Cómo pasó Dietrich de impulsar un sistema a decir que era un error? Desde el Ministerio de Transporte dijeron que "una cosa es una prueba piloto para entender cómo funciona el sistema que es lo que se impulsa acá y con costo cero para el Estado porque se incentiva a que los privados inviertan en las nuevas unidades".

Mientras que "otra cosa muy distinta es la propuesta que se discutía en Bogotá de querer pasar los colectivos del Transmilenio, todos, a tecnología eléctrica. Cosa que no pasa ni en las mejores ciudades del primer mundo. Cambiar totalmente la flota tiene un costo altísimo, conviene invertir esa plata en hacer más metrobuses en mejorar lo existente", argumentaron.

"Tiene mucho más impacto ambiental que 50 personas que usan el auto particular se pasen al transporte público, que cambiar una sola unidad de diesel a eléctrico", explicaron.


Por lo pronto el gobierno autorizó la llegada de hasta 350 colectivos eléctricos que no pagarán arancel de importación si as empresas presentan un plan de producción local que deberá, para el año 2020 con el 25% de los componentes de industria nacional.

En la Ciudad Juan José Méndez es el encargado de implementarlo y desde el gobierno porteño comentaron que se trata de una tecnología más eficiente y menos contaminante.

Incluso la intención es que para 2035 todas las unidades sean eléctricas. "A partir de los resultados de la prueba piloto que se llevará a cabo en la Ciudad de Buenos Aires; el Ministerio de Transporte de la Nación proyecta replicar esta experiencia en otras ciudades del interior", mencionan en un comunicado.

En 2015 el distrito capitalino había firmado un acuerdo en el Primer Foro de Alcaldes Latinoamericanos del C40 para reemplazar todas las unidades antes de 2020, una cuestión que será imposible de cumplir.

Te puede interesar