Copa Davis: por qué la Argentina le ganó a Chile mucho más que una serie clave

Deportes 09 de abril de 2018 Por
El triunfo por 3 a 2 frente a Chile, por la Zona Americana, que le permitirá tener en septiembre próximo la chance de regresar al Grupo Mundial en 2019, tuvo una enorme carga emotiva; qué cosas estuvieron en juego
copadavis

 976_x_275_px

 
SAN JUAN.- Un botellón enorme de champagne funciona de faro, colocado sobre el mismísimo polvo de ladrillo traído en contenedores desde España hace unas semanas, que ahora se tiñe de blanco y celeste por los papelitos. Los jugadores, el capitán Daniel Orsanic y su gente de máxima confianza en el cuerpo técnico, los dirigentes, todos rodean el envase de vidrio que ya casi no tiene líquido. Bailan, saltan, se abrazan. A más de uno se le caen lágrimas. Diego Schwartzman, con el torso desnudo, es el primero que ensaya unos pasos mientras suena la música a todo volumen en el estadio Aldo Cantoni. Guido Pella , después de dar la cara y sufrir como pocos en 2017, finalmente tiene su desquite y se emociona. Sucede que la Argentina ganó mucho más que una serie de Copa Davis . El 3-2 frente a Chile, por la Zona Americana, que le permitirá tener en septiembre próximo la chance de regresar al Grupo Mundial en 2019, tuvo una enorme carga emotiva. Interna y periférica.

Chile y la Argentina volviendo a enfrentarse por primera vez después de dieciocho años, desde la tristísima serie de los "sillazos". Por los penosos recuerdos que todavía sobrevolaban y hacían daño en muchos, el cruce acarreaba bastante morbo. El temor por nuevos incidentes se instaló desde el primer momento y se volvió a encender con las provocaciones por redes sociales de Marcelo Ríos. Pero los protagonistas dieron el ejemplo y el mensaje fue muy clarito desde que los equipos llegaron a San Juan. "Rivales, no enemigos". Claro, era todo un desafío saber cómo actuarían los hinchas y, más allá de algún desubicado que nunca falta y de algunos cantos con mucha malicia, el comportamiento del público fue digno de destacar. Se respetaron los himnos, algo que lamentablemente no suele suceder por esta porción del continente. La imagen del equipo argentino yendo hacia el rincón donde se ubicó la mayoría del público chileno y el intercambio de aplausos, parecía difícil de concretarse. Pella, que había participado de la temprana derrota en dobles (en el tercer punto, junto con Machi González, ante Nicolás Jarry y Hans Podlipnik por 6-7 [7-9], 7-5 y 6-3; luego Schwartzman igualaría la serie al vencer por 6-4 y 6-4 a Jarry), acababa de conseguir el quinto punto, al superar a Christian Garín por 6-3 y 7-6 (7-3), y se produjo ese momento cinematográfico, con los chilenos reconociendo al rival, con los argentinos sumándose a la fiesta. "Hay distintos triunfos. Están los deportivos y los que hacen a las personas. Creo que nunca nos hemos respetado tanto entre argentinos y chilenos", celebró Orsanic .

Te puede interesar