Milagro de Semana Santa: nene despertó del coma y le ganó al cáncer

Internacionales 05 de abril de 2018 Por
La criatura de 4 años se encontraba en ese estado desde que tenía 2, cuando cayó inconsciente una Navidad de 2015. Sus padres casi le desconectan el respirador artificial. Conmovedora historia.

En la Navidad de 2015 la vida del pequeño Dylan Askin, entonces de sólo dos años, parecía que comenzaba a apagarse. No podía respirar. Sus padres lo llevaron a un centro médico y allí comprobaron que tenía un extraño tipo de cáncer. Estuvieron a punto de desconectarlo, pero el milagro llegó.

"Es un milagro de Semana Santa", dijeron sus padres, con el chiquito, ahora de cuatro, ya en su casa. Es que la muerte estaba cada vez más cerca de este pibito inglés y ya nadie tenía esperanzas. Poco más de dos años pasaron ya desde el momento en que Dylan comenzó a tener graves problemas para respirar. Fue entonces cuando los médicos de un hospital de Derby, Inglaterra, comprobaron que padecía histiocitosis pulmonar de células Langerhans.

Se trata de un tipo de cáncer que genera quistes en los pulmones y que se da en un chico en un millón. El nene llegó a tener 80 por ciento de sus pulmones colapsados. Entonces, entró en coma.

La despedida

"Los aparatos conectados a Dylan estaban al máximo, pero él seguía sufriendo. Los médicos nos dijeron que no iba a volver a casa y toda su familia fue el Viernes Santo (de 2016) a despedirse", contó su mamá, Kerry.

Ese día, rodeado de su familia, al chiquito lo bautizaron en su cama. Fue también una despedida, ya que, al día siguiente, los médicos iban a desconectarle el respirador artificial. Sin embargo, cuando ya parecía que nada se podía hacer, el milagro comenzó.

Muy lentamente, Dylan empezó a mejorar y los médicos, poco a poco, le redujeron las dosis de la medicación, hasta que, el domingo último, despertó. "Se produjo lo inesperado, el nene comenzó a moverse y despertó", comentaron los profesionales que lo atendían.

"Creo firmemente que Dylan es un milagro de Semana Santa. No soy una persona muy religiosa, pero en este caso supe que se trataba de un milagro de Pascuas. Cuando le conté lo que había pasado a mi hijo mayor, él me dijo: Es como Jesús, porque era lo que estaba aprendiendo en la escuela en ese momento", concluyó la emocionada mamá de este chiquito luchador y milagroso que ya pudo regresar a su hogar.

Te puede interesar