Lionel Messi puede ser feliz con dos líneas de 4

Deportes 06 de marzo de 2018 Por
Vamo'a ser feliz con línea de cuatro", cantaban los futbolistas en el micro mientras sufrían el camino a Rusia.
lionelmessi

Jorge Sampaoli los escuchó pero no cambió su plan: tres centrales, dos laterales de largo recorrido, un delantero y dos mediocampistas centrales para potenciar la sociedad Messi/Dybala. No funcionó. La incertidumbre activó el revoleo de nombres durante los últimos cuatro partidos de las eliminatorias. Biglia, Banega, Pizarro, Gago, Enzo Pérez, Salvio, Acuña, Acosta, Papu Gómez, Rigoni, Pastore, Dybala, Icardi y Benedetto tuvieron sus respectivos minutos para cinco puestos en el equipo. Con Romero, Mercado, Otamendi, Mascherano, Di Maria y Messi estables, el resto rotó según la ocasión.

Ya clasificado, el seleccionador probó el cruyffista 3-rombo-3 ante Rusia, con chances para Pezzella, Lo Celso y Kranevitter, más Agüero de 9. En el minuto 76, entró Cristian Pavón. Cambió el ritmo, le ofreció pase claro a Messi, sirvió a Kun para el único gol y recibió el decisivo patrocinio del 10 para estar entre los 23: "Puede ser un jugador muy importante. Es rapidísimo y decide bien".

La derrota ante Nigeria encendió alarmas. Banega no hizo pie de cinco solo y quedó expuesta la fragilidad de los costados. Sin laterales que los respaldarán, Pavón y Di Maria padecieron la aceleración de los suplentes nigerianos en la segunda mitad. Reapareció un viejo defecto de este equipo, al que se le ven las costuras cuando pierde la pelota, se parte en dos y lo atacan por afuera.

Te puede interesar