Telefónica y Claro furiosas porque la ley para habilitarles televisión satelital viene para largo

Política 01 de marzo de 2018 Por
Macri enviará un proyecto de ley, que tendrá un largo peregrinaje en el Congreso. Esperaban un DNU.
tvsatelital

Los ejecutivos de Telefónica y Claro están molestos con el Gobierno porque decidió no emitir un decreto para habilitarlas a dar televisión satelital y permitirles brindar cuádruple play, pese a haberles prometido de manera expresa esa "compensación", luego de autorizar la fusión de Cablevisión y Telecom.

Marcos Peña les confirmó este miércoles a legisladores que en efecto, esa opción se incluirá en un proyecto de ley, cuyos tiempos de tratamientos son inciertos, en un Congreso dominado por la oposición y un oficialismo que cada vez tiene más problemas para conseguir aliados.

Como explicó LPO, en el Gobierno hay una dura interna cruzada por el lobby de las telecomunicaciones. Mario Quintana que en este momento aparece muy cercano a los intereses de Telefónica, presionó sin éxito para que salga el decreto en los próximos diez días.

Sin embargo, su jefe Marcos Peña optó por la prudencia extrema frente a un tema que sabe resulta molesto para el grupo Clarín, que siempre consideró que habilitar una suerte de cuádruple play "trucho" a las telefónicas con la televisión satelital, generaba una competencia desleal porque las eximía de realizar las millonarias inversiones en fibra óptica que requiere brindar un servicio de cable y banda ancha de alcance nacional.

 El rumor en el mercado es que en el juego cruzado de presiones, Peña ordenó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) que postergue hasta después del Mundial la aprobación de la fusión de Cablevisión y Telecom. Sin embargo, esto violaría el plazo legal de sesenta días que se vence en abril. Es el último filtro regulatorio que debe pasar la operación.

Según publicó La Nación, durante la feria mundial de telefonía celular que se realiza en Barcelona, el ministro de Modernización y Comunicaciones, Andrés Ibarra, anunció este martes que en efecto se decidió no habilitar la televisión satelital por decreto y dejar ese paso al Congreso, mediante la sanción de una "ley corta" de telecomunicaciones, previa a la discusión global de la ley que regule la convergencia, que ya existe de eco.

 Ibarra dijo que esa norma además permitirá a las empresas de servicios públicos compartir su infraestructura pasiva y ductos para que puedan correr sus redes las compañías de telecomunicaciones.

"También vamos a liberar espectro y licitarlo para que, en principio, las compañías que están en el país hagan más inversiones, aunque tenemos que ver si orientamos la oferta al espectro regional. Por último, va a estar el tema de la televisión satelital", anunció Ibarra.

Y dijo estar "encarando un sector con mucha asimetría con la fusión (entre Cablevisión y Telecom), empresas grandes y empresas chicas, con toda la problemática que tienen".

El anuncio fue una pésima noticia para Telefónica y Claro (del mexicano Carlos Slim) que esperaban un decreto para resolver de inmediato la cuestión. Es que las telefónicas nunca la pasaron bien en el Congreso, donde suelen sufrir reproches por sus servicios ineficientes en el interior del país, donde sostienen infraestructura vieja.

Sufrieron un destrato feroz en el Senado cuando se discutió la regulación de las telecomunicaciones durante el kirchnerismo (Argentina Digital) y ahora deberían volver a verles las caras a muchos de esos legisladores.

"Estoy en contra de la monarquía colonial", les gritó Pichetto aquella vez a los emisarios de Telefónica, sorprendidos por tanta beligerancia.

Justamente, como estaba redactada la ley dejaba abierta la posibilidad de televisión, pero fue excluida por las cooperativas y Cablevisión. Tal vez la historia se repita.

Te puede interesar