Según una encuesta, la mitad de los argentinos desaprueba el gobierno de Macri y su imagen cae

Política 04 de febrero de 2018 Por
Un estudio mostró la mala imagen del presidente Mauricio Macri, en el cual recaen los rechazos sobre la reforma previsional, la inflación, tarifazos y el reciente caso del ministro Jorge Triaca. Por su parte, la gobernadora Vidal sigue siendo el rostro político más aprobado.
macricaelaimagen

 976_x_275_px

El decreto firmado por el presidente para acabar con el nepotismo en el gobierno nacional no cosechó lo necesario, una encuesta explica que su imagen sigue cayendo mes a mes. El caso del ministro Jorge Triaca, la inflación, tarifazos y las reformas previsional y laboral, serían las causas.

Sin dudas, la imagen de un empresario a cargo de los destinos del país empieza a encontrar sus resistencias en el conjunto de la población, que en los últimos meses se ha visto disgustada con la reforma previsional, la incesante inflación y los tarifazos.
Un estudio elaborado por la encuestadora Managment & Fit marcó que hay un 45,4% de argentinos que desaprueba el gobierno de Mauricio Macri, un número para nada despreciable. La encuesta fue realizada sobre un universo de 2 mil personas en todo el país y reveló que entre los que rechazan al gobierno de Cambiemos, un 20,6% fueron votantes en 2015.

La caída de imagen es monitoreada por el gobierno, ya que fue el propio Marcos Peña quien asumió hace poco que “ahora estamos en los niveles de julio de 2017”, donde las encuestas marcaron un rechazo similar. Pero no todas son malas para Cambiemos, ya que el mismo sondeo mostró que la imagen de la gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, es una de las más altas ente todos los referentes políticos del país.

Un caso curioso se da en la provincia, en donde según la encuesta elaborada exclusivamente para el diario Clarín, el 29,3% avala la gestión de Vidal y al mismo tiempo rechaza en mismo porcentaje al gobierno de Macri. Sin dudas, la imagen de un empresario a cargo de los destinos del país empieza a encontrar sus resistencias en el conjunto de la población, que en los últimos meses se ha visto disgustada con la reforma previsional, la incesante inflación y los tarifazos. Pero fue el “affaire Triaca”, uno de los casos que terminó de convencer a los que estaban cada vez más enojados con el gobierno nacional.

Las escuchas del ministro de trabajo, insultando y despidiendo a su empleada casera, Sandra Heredia, al tiempo que se conoció de sus movidas ilegales al colocarla en el sindicato del SOMU, dejaron un reguero de rechazos. Según la encuesta, el 42,5% califica de corrupción al caso Triaca, mientras que el 19,1% lo definió como un “descuido personal”.

Sin embargo, no solo los hechos filtrados marcan un malestar en los votantes (o ex) de Cambiemos, ya que el estudio marcó que la inflación sigue siendo la principal preocupación de los argentinos: El 17,1% considera que es el principal problema del país, mientras que el 16,6% de los encuestados dijo que es la corrupción, así como la desocupación (15%) y la inseguridad (15%).

Los constantes tarifazos de los principales servicios, como luz, gas y transporte, también aparecieron como los principales argumentos por el cual la imagen del presidente de la Nación sigue en caída: el 40% de los encuestados dijo que los aumentos son “innecesarios”, mientras que un porcentaje similar (38%) sostuvo que son necesarios pero se aplican de forma “excesiva”.

Finalmente, la reforma previsional sancionada en escandalosas sesiones en un Congreso vallado y en un marco de continua represión durante diciembre pasado, dejan un saldo negativo para Cambiemos. Similar futuro tendría la aprobación de la reforma laboral ideada por el Ejecutivo nacional, ya que un 40,2% dijo estar en desacuerdo con los puntos de la misma. Entre estos, la mayoría (53%) indicó que “beneficiará a los grandes empresarios”.

De esta forma, la imagen del presidente Mauricio Macri muestra una fisura para nada alentadora. La propia encuestadora también marcó la imagen negativa del primer mandatario, quien obtuvo un 34,3% -más grande que la imagen negativa de CFK, que tiene un 30%- y una positiva de 42,5%, quedando muy lejos de la gobernadora bonaerense que se encuentra como la primera mandataria del país con mejor imagen.

Te puede interesar