A un mes de las clases, aún no se convocó la paritaria docente. El llamado que Vidal demora

Política 01 de febrero de 2018 Por
Los gremios de los maestros ya pidieron tres reuniones con la gobernación bonaerense para abrir la negociación salarial, pero no obtuvieron respuesta. “Están dilatando los tiempos. No quieren discutir una agenda de educación de calidad”, advirtieron.
gobernadoravidal

 976_x_275_px

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal buscó mostrarse dedicada a la educación: ayer presentó una serie de programas destinados a ampliar el Servicio Alimentario Escolar (SAE), construir 650 nuevas aulas para el nivel inicial y extender el boleto estudiantil a todos los niveles. Sin embargo, a poco más de un mes de que comiencen las clases, su gobierno aún no convocó a paritarias docentes. Los gremios ya pidieron tres reuniones con Vidal y el ministro de Educación provincial, pero no obtuvieron respuesta. 

Vidal anunció la extensión del boleto estudiantil gratuito para los alumnos de primaria y jardín y la ampliación del servicio de comedores escolares para que todos los alumnos reciban desayuno y merienda. Además, reconoció que este año los comedores recibirán 15,75 pesos diarios por alumno, apenas unos centavos más que el año pasado, y destacó que representa un 150 por ciento de aumento respecto de lo que se pagaba en 2015. 

La gobernadora acompañó las novedades con un mensaje a los gremios docentes: “Estos anuncios tienen que ver con volver a poner en el centro del sistema educativo a los protagonistas, que son los chicos. Los adultos, los padres, el gobierno, los dirigentes gremiales y los docentes tenemos que entender que la prioridad la tienen ellos”. 

El titular del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel, afirmó que coinciden en que “los protagonistas en la educación son los chicos, pero los docentes son la otra parte fundamental de proceso de aprendizaje” y agregó que en el gobierno provincial “están dilatando los tiempos. No quieren discutir una agenda de educación de calidad”. La presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, aseguró que los anuncios “van en línea con lo que venimos reclamando, de hecho en la última reunión se planteó el nivel de riesgo que había en términos de infraestructura para el inicio del ciclo lectivo”, aunque resaltó que “hubiera sido una buena ocasión para convocarnos a las paritarias”. 

El año pasado la primera reunión paritaria en la provincia fue llamada para el 6 de febrero, mientras que en 2016 lo fue para el 3 de febrero. En ambos casos, los gremios habían solicitado que se convocará antes, para evitar la superposición de las negociaciones con el inicio de las clases. 

“Con la plata que recibe la provincia, todos los chicos tendrían que tener asegurada una buena alimentación, con leche en el desayuno y la merienda, como recién ahora está anunciando la gobernadora. Estos últimos dos años los chicos recibieron muy poca carne y vegetales y los cupos para sumarse al comedor estuvieron congelados”, recordó Baradel y afirmó que los gremios necesitan debatir “los problemas de infraestructura, la falta de equipos de orientación escolar en el 50 por ciento de las escuelas, la falta de bibliotecarios, los despidos, el traspaso del mantenimiento escolar a los municipios”. Suteba denunció además que el gobierno “miente” cuando dice que pautaron una reunión en diciembre y que quienes se negaron a ir fueron los docentes.

“Lamentamos profundamente que esto se dilate. Si nos llaman vamos sábados, domingos o feriados, lo que no queremos es estar nuevamente al filo del comienzo del ciclo lectivo en proceso de negociación. Si no, siempre se culpabiliza a los docentes y se demoniza a los sindicatos”, agregó Petrocini.

El secretario general de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba), Miguel Angel Díaz, afirmó que la expectativa por la convocatoria es de “carácter urgente”, y agregó que “el gobierno no está cumpliendo con sus promesas”, el mismo gobierno que “menciona todo el tiempo a Finlandia, un país con una inversión muy grande y salarios muy buenos”. El dirigente opinó que “sería un error lamentable si el hecho de que no sea un año electoral influye en la estrategia del gobierno. La educación y las necesidades de los pibes son permanentes”, dijo a PáginaI12. Díaz resaltó que Vidal no puede alegar falta de recursos para resolver el conflicto: “La provincia tiene una muy buena recaudación provincial, el presupuesto aprobado y, además, el apoyo de la Nación, que generó un conflicto en todo el país por esos 60 mil millones de pesos para la provincia, que implicó recuperar parte de lo que nos corresponde”, afirmó Díaz. Y añadió que siempre apoyaron como organización el reclamo por la coparticipación bonaerense: “Criticamos a Felipe Solá y Daniel Scioli cuando no pelearon por eso. Ahora que está, ese dinero se tiene que invertir en educación y salario docente”.  

Te puede interesar