Sin los gordos, la CGT se suma a la marcha de Moyano contra Macri

Política 01 de febrero de 2018 Por
Lo anunció Schmid y Acuña y adhirieron al documento de Mar del Plata. Los gordos y los independientes no se suman.
cgtcamionerosparo

 976_x_275_px

El Consejo Directivo de la CGT anunció que acompañará la movilización del Sindicato de Camioneros y organizaciones sociales del 22 de febrero, tras una reunión en la sede de Azopardo liderada por Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, con la sugestiva ausencia de Héctor Daer, el tercer triunviro que responde al sector de los gordos, los gremios de servicios que se oponen al enfrentamiento directo con Macri.

"Estaba de vacaciones y tiene algunos matices", respondió Schmid sobre su ausencia en la rueda se prensa posterior, que dio junto a Acuña y  Sandra Maiorana, de la Asociación de Médicos.

En un mensaje muy claro a la Casa Rosada, Schmid y Acuña, ubicaron a sus lados en la reunión del Consejo Directivo a Pablo Moyano y Víctor Santa María, dos dirigentes gremiales que Macri quiere ver tras las rejas.

La movilización del 22 de febrero empieza a ganar cuerpo así, luego que tras el anuncio inicial se sumaran el fin de semana los movimientos sociales, como reveló en exclusiva LPO.

 Schmid no minimizó la ausencia de los grandes gremios de servicios, pero dejó abierta la posibilidad de que se terminen sumando a la protesta. Precisó además que de los 35 miembros del consejo directivo, 27 estuvieron presentes. Entre los ausentes se destacan Obras Sanitarias (José Luis Lingeri) y los "independientes": Comercio (Armando Cavallieri), UOCRA (Gerardo Martínez), UPCN (Andrés Rodríguez). 

En un mensaje muy directo a la Casa Rosada, Acuña y Schmid sentaron en la cabecera de la mesa a Pablo Moyano y Víctor Santa María, dos de los sindicalistas que Macri quiere ver tras las rejas. 

Tampoco se vio a Roberto Fernández, de los colectiveros de la UTA, clave para que una medida de fuerza tenga impacto en las grandes ciudades. Acaso por eso, en la reunión de hoy se evitó convocar a un paro. "No se habló de eso", respondió seco Schmid.

Y dio una explicación de una franqueza política importante: "Estamos ante un gobierno que ganó dos elecciones con un respaldo popular importante, eso hace que tengamos que ser prudentes en las decisiones que tomamos", afirmó. 

La otra resolución de la reunión de hoy fue adherir al "documento de Mar del Plata", como se llama al duro comunicado emitido por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, con duras críticas a la política económica de Mauricio Macri y denuncias de persecución judicial.

Esa decisión acaso viene a confirmar que los verdaderos líderes de la mayoría de la CGT que hoy se reunió en la sede de Azopardo, son en efecto, Moyano y Barrionuevo, al menos desde lo político.

  

Moyano libra una dura batalla con Mauricio Macri, luego que su hijo Pablo rechazara la reforma laboral y lograra inhibir a los senadores para que no la traten. 

Hoy el presidente de Independiente no estuvo pero si Pablo (es miembro del consejo directivo por Camioneros) y Facundo, ambos muy activos para garantizar el apoyo a la movilizaciones de su padre. 

Schmid, histórico moyanista, fue el vocero en casi toda la conferencia de prensa, aclaró que aún no está prevista una medida de fuerza.

Habló de "los problemas de empleo, salud, trazado económico y la relación Gobierno-sindicatos, que tiene una tendencia fuerte a deslegitimar la voz y el rol de los gremios frente a la sociedad", se presentó el jefe de Dragado y Balizamiento.

Y luego alertó sobre una economía parecida a 2016, por "la cantidad de despidos en el sector estatal, en las dificultades que hay para encarrilar el proceso inflacionario, en la caída del consumo y poder adquisitivo y también en la poca tracción que tiene hasta ahora la economía para que lleguen las inversiones".

Te puede interesar