Crisis en el servicio de salud venadense

Regionales 06 de enero de 2018 Por
La crisis en la salud de Venado Tuerto y la región es un problema que ya no se puede esconder más debajo de la alfombra. Ya no se trata de la mala atención de una obra social o baja calidad en la prestación de un servicio; no se trata de falta de tecnología.
20180105082849c8c6a13e357594bdb40524e3a72387eb_med

Hoy, los principales referentes de la ciudad hablan de falta de recursos humanos. También surge peligrosamente el concepto de deshumanización de la atención de la salud, en épocas en las que las enfermedades mentales adquirieron preponderancia. El problema lo sufren, sobre todo, los pacientes del sector privado que sienten que para ser atendidos no les alcanza con la cuota mensual de una prepaga, o lo que le retienen del sueldo, pues siempre hay un plus que pagar, descartables, consultas y sobre eso no hay recibo. Es decir, una gran cantidad de dinero que nadie controla, pero como ya se incorporó esta costumbre, es ignorada por la dirigencia política, quien tendría la llave para abrir la puerta que libere a los pacientes de las pesadas cadenas del servicio de salud venadense.

Petrich: En el Hospital faltan recursos humanos

En el Hospital Gutiérrez, el cambio se siente con un incremento en la demanda, no sólo en la denominada espontánea, sino también en las internaciones, que ya es un 30 por ciento superior a las que tenían en el viejo edificio. Pero el problema del nosocomio, emparentado con los más modernos y mejor dotados en tecnología del país, pasa por otro lado: la falta de recursos humanos, tanto médicos como enfermeros, para satisfacer en forma más ágil el requerimiento ya no sólo de los venadenses, sino de toda la región de influencia.
La directora del Hospital, Cecilia Petrich, admitió que una de las áreas que se mantiene en números es Pediatría, porque de hecho siempre tuvo alta demanda, dado que en salud privada no hay guardia pediátrica. “En el primer mes de apertura pensamos que teníamos más demanda porque la gente se acercaba por la novedad y para conocer el servicio, pero vemos que se sostiene en el tiempo y esto nos genera una mayor necesidad de recursos humanos, que no disponemos, porque nuestros médicos también trabajan en los CAPs o en la salud privada. Necesitaríamos que nuevos médicos se vengan a radicar a la ciudad, la nueva categoría del Hospital implica disponer de mayor cantidad de médicos y enfermeras y no los hay”, indicó la directora médica, aclarando que este problema no es privativo de Venado Tuerto, sino que también se siente en la región y en otros puntos del país.
Esta situación obliga a planificar cuidadosamente los servicios para evitar las esperas y también poder atender en forma adecuada las urgencias. Otra de las debilidades se da con los anestesistas, al punto que las operaciones quirúrgicas se planifican de acuerdo a la disponibilidad de los mismos, que por ahora son dos (uno para emergencias y otro para cirugías programadas).
Cabe recordar que el nuevo Hospital se habilitó a fines de octubre, generando gran expectativa en la región, porque es un moderno edificio y está equipado con tecnología de última generación, y adecuado a las más exigentes normas de salud, donde el paciente puede realizar el circuito de control y atención sin salir del edificio. Sin embargo, tal como plantea Perich, la escasez de recursos humanos puede ser un obstáculo para el despegue que se pretendió dar con el nuevo centro médico provincial.

Autor : Norma Migueles

Te puede interesar