“Es como si Hitler hubiera estado preso y mañana lo liberamos porque es un viejito de ochenta y pico”

Policiales 29 de diciembre de 2017 Por
Rubén López, hijo del testigo desaparecido, expresó su “bronca” por el beneficio a Etchecolatz, comparó al represor con el jerarca nazi y cuestionó a la justicia. Además convocó a sumarse al “Broncazo”, una manifestación que se concretará mañana para repudiar el arresto domiciliario del ex jefe de la bonaerense condenado por delitos de lesa humanidad.

“Eso habla muy mal de la justicia que hasta hace un par de años atrás actuaba de otra manera” dijo Rubén, hijo de Jorge Julio López, testigo en el juicio que culminó con la condena al represor; el albañil estuvo secuestrado durante la dictadura, sobrevivió y desapareció luego de prestar testimonio en el proceso por delitos de lesa humanidad contra Etchecolatz que se llevó a cabo en La Plata.

Rubén manifestó su “bronca” y se sumó a los cuestionamientos a la justicia que benefició con el arresto domiciliario al genocida condenado en cinco oportunidades por violaciones a los derechos humanos, Etchecolatz actuó como "mano derecha" de Ramón Camps, en la Policía Bonaerense, durante la dictadura.

López comparó a Etchecolatz con Hitler y criticó que se lo trate como a un “viejito de ochenta y pico”. Además convocó al “Broncazo”, una manifestación que se llevará a cabo mañana a las 18:30 hs. en Plaza Moreno, de la ciudad de La Plata, para repudiar la resolución que, evaluó López, “va a sentar jurisprudencia, van a terminar todos los genocidas” en libertad.

Por otro lado, a propósito de las condiciones en las que Etchecolatz va a cumplir el resto de su condena a reclusión perpetua, bajo arresto domiciliario en un country de Mar del Plata, López preguntó: “¿quién lo va a cuidar, la misma policía que hoy le rinde pleitesía?”.

Te puede interesar