Repercusión de las detenciones ordenadas por Bonadío en todo el arco político

Política El jueves Por
Se siguen multiplicando las repercusiones de la decisión del juez Claudio Bonadío de ordenar la detención de Carlos Zanini, Luis D´Elía, Héctor Timerman y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, entre otros funcionarios, en el marco de la causa que investiga un presunto encubrimiento del atentado contra la AMIA.
Peñafort-696x392

Desde el oficialismo, el jefe del bloque de senadores de Cambiemos, Federico Pinedo, manifestó que cuando ingrese formalmente a la Cámara alta el pedido de desafuero contra la ex presidenta será analizado “con seriedad y responsabilidad”. “No se trata de hacer política partidista sino de que funcionen las instituciones bien. Ese es el cambio”, añadió.

Por su parte, el senador Humberto Schiavone, que a partir del 10 de diciembre reemplazará a Pinedo al frente del bloque oficialista, comentó: “A las 12 tenemos una reunión en Casa Rosada de coordinación legislativa. Ahí seguramente profundizaremos el tema”. “No tenemos elementos de juicio para ver en qué se basa el juez para pedir semejante medida. Él tendrá sus fundamentos pero los tendremos que analizar con mucho cuidado”, agregó, en declaraciones a Radio Mitre.

Ariel Cohen Sabban, presidente de la DAIA, avaló la decisión de Bonadío aunque sin poder aportar claridad sobre los elementos sobre los que se basó: “Si el juez está haciendo todos estos movimientos, es porque conocerá algo que no conocemos, o tendrá dudas”. Por último, reivindicó los avances en la investigación de la denuncia que había planteado originalmente el fallecido fiscal Alberto Nisman: “Siento que la Justicia ha vuelto al rumbo que nunca tendría que haber dejado”.

Cuando la policía fue a detener a Luis D´Elía, referente piquetero y líder del partido Miles, éste pudo manifestar al salir esposado de su domicilio: “No me importa ir preso porque esta es una causa política. Quieren humillar a toda la oposición. “Basta de dictadura macrista”, concluyó. Su esposa, la diputada provincial del FPV Alicia Sánchez, calificó el arresto como “una injusticia” y pidió que “dejen de hacer este circo para la población” porque “es abrir las puertas del infierno”. “No puede ser que en la Argentina haya presos políticos, no parece un gobierno democrático”, remató.

Graciana Peñafort, abogada defensora de CFK y del ex canciller Héctor Timerman, se manifestó “anonadada” por la decisión de Bonadío en declaraciones a Radio 10: “Estoy anonadada. Estoy en guardia sin saber si han procesado a mis clientes y en qué condiciones. No nos notificaron”. Luego consideró que la detención de Zanini en horas de la madrugada es “muy grave” y “una clara medida de hostigamiento”. Luego posteó en su cuenta de Twitter: “Me acuerdo las historias de los bogas de los 70 sobre detenciones nocturnas… nunca pensé que me iba a tocar estar una noche en vela así”.

La letrada sostuvo que tanto Carlos Zanini como Timerman y la ex presidenta “han estado siempre a derecho” por lo que “no hay ninguna condición para que se hayan dictado estas prisiones preventivas”. Calificó las detenciones de ex funcionarios kirchneristas como “una noche de barbarie” y cargó fuerte contra el juez de la causa: “A mí de Bonadío no me sorprende nada, como muchos son niveles de espanto. Díganme qué condiciones preventivas hay en estos casos, son personas públicas en que base a dictado la preventiva”.

El radical opositor Leopoldo Moreau, recientemente electo como diputado por Unidad Ciudadana, consideró: “Los que decidieron la detención de Timerman, el desafuero de Cristina, las detenciones en la madrugada, que están prohibidas por el código de procedimiento, y que solamente las practicaban los grupos de tareas, en realidad es el Gobierno”. En entrevista con Radio Rivadavia, añadió que los hechos responden a que el Gobierno necesita “extender una cortina de humo frente la pérdida de capital político que ha tenido el Gobierno desde las elecciones, como consecuencia de las medidas que adoptó en materia de aumento de combustibles, de tarifas”.

El diputado electo santafecino Agustín Rossi, ex ministro de Defensa, tuiteó: “Estamos ante un escenario de persecución política y el responsable es Mauricio Macri. Quieren aniquilar a la oposición”. Luego añadió: “Son ellos los que están traspasando todos los límites institucionales. El Memorándum con Irán (causa que desata la cacería de Bonadio del día) tuvo aprobación en el Congreso de la Nación. El gobierno del Presidente Macri necesita hacer con la justicia lo que no logra con la política”. “Cada día menos pan y más circo”, remató.

Martín Sabbatella, ex titular del AFSCA, también manifestó su indignación desde su cuenta de Twitter: “Se aceleró la #CaceríaK desde el macrismo. Es una brutalidad que muestra el odio del Gobierno y su absoluto desprecio por el Estado de Derecho y la Democracia”. Luego agregó: “Entre el plan económico de ajuste y el plan político de persecución el gobierno lleva el concepto de democracia a un límite muy extremo, violento y escandaloso. El próximo objetivo de la #CaceríaK es sacar a Cristina del Congreso y encerrarla. La quieren presa y callada, porque es la líder opositora más importante”. En cuanto a la causa judicial consideró que “la causa del encubrimiento del atentado es una barbaridad. Un mamarracho que ya fue desestimado y que le sirve de excusa a Bonadío y Macri para montar su show persecutorio”. “Macri y Bonadío se están llevando puesto el Estado de Derecho”, insistió para luego concluir sosteniendo que se trata de “un plan sistemático de persecución, para eliminar las voces opositoras, consagrar la desigualdad y saquear el país”.

También desde la izquierda del espectro político se dejaron oír voces contra la polémica decisión judicial de Bonadío. La legisladora por el FIT Myriam Bregman tuiteó: “La justicia siempre del lado del poder de turno. Aún de los que llegaron prometiendo república. Una casta casta privilegiada que nadie votó”. Y agregó: “Tengamos acuerdo o no, el memorándum fue votado por el Congreso, no es una medida judiciable. Bonadio toma una desición política, no jurídica”.

Desde distintos sectores políticos de oposición ha comenzado a circular también una convocatoria a marchar a Plaza de Mayo esta tarde a partir de las 18.30: “Quieren meter presa a Cristina por una causa insólita. Por un acuerdo con Irán votado por el congreso. No se trata de ser K o no K. Sino de defender la democracia y el estado de derecho. ¡No al desafuero de Cristina Fernandez de Kirchner!”

Te puede interesar