En Mar del Plata, una multitud se movilizó a la Base naval para "rezar" por los 44 tripulantes

Nacionales 26 de noviembre Por
Tras la renuncia del jefe de la Base naval, Germán González, familiares y vecinos de Mar del Plata se apostaron en el lugar para seguir pidiendo por la aparición del submarino Ara San Juan. En estas horas partirá desde Comodoro Rivadavia el "mini submarino" estadounidense, hacia la zona donde se dio la "explosión".
20171126101337_.ara san juan 2

La búsqueda del submarino Ara San Juan continúa a más de diez días de su desaparición, cuando dejó de tener contacto el 15 de noviembre. Antes había reportado una “avería en sus baterías”. Por eso se le ordenó que regresara a Mar del Plata.

Luego del parte de la Armada, que explicó que se había registrado una explosión en la zona en donde se supone que se encontraba el submarino, muchos familiares comenzaron a perder las esperanzas de encontrar a la tripulación con vida.

Hace horas se conoció el pedido de retiro del hasta ahora jefe de la Base naval de Mar del Plata, Germán González. Quizás anticipándose a las medida que podría tomar el gobierno nacional en los próximos días.

Germán González. 

Aun así, la búsqueda del submarino continúa. Las fuerzas nacionales están recibiendo la ayuda de potencias militares como los Estados Unidos, país que desplegó el “comando de rescate de Submarino”, que consiste en un dispositivo que puede sumergirse hasta 600 metros de profundidad y asistir a un rescate en caso de encontrar al submarino Ara San Juan.

Ayer una multitud se apostó en la Base Naval de Mar del Plata en apoyo a los familiares, ante horas de extrema angustia e incertidumbre.

“No sigan martirizando a los familiares, porque el submarino todavía no se encontró”, expresó una de las familiares de los 44 tripulantes que permanecen desaparecidos.

Por estas horas, el buque noruego “Sophie Siem” -que transporta al mini submarino estadounidense- zarparía desde Comodoro Rivadavia en la zona en donde desapareció el submarino, en búsqueda de un milagro.

A pesar de los fuertes vientos que podían impedir la maniobra, todo estaría listo para llevar a cabo la operación en manos de fuerzas extranjeras, un accionar que pese a su objetivo de hallar con vida a los integrantes del Ara San Juan, no deja de ser polémica por la poca autorización que tuvo por parte del ejecutivo o el Congreso.

Te puede interesar