Familiares, amigos y militantes de derechos humanos asistieron al velatorio de Santiago Maldonado. Despedida con un reclamo de justicia

Nacionales 26 de noviembre Por
La ceremonia comenzó ayer en 25 de Mayo, el pueblo natal del joven, y durará hasta hoy a las 11. Luego será trasladado al cementerio local para ser inhumado. Hubo intervenciones artísticas y carteles de apoyo y solidaridad de la comunidad.
na07fo02_5

Familiares, amigos, vecinos y militantes de derechos humanos y de izquierda comenzaron a despedir ayer a Santiago Maldonado, cuyos restos serán velados hasta este mediodía en su pueblo natal, 25 de Mayo. Después de las 11 será trasladado al cementerio local donde será inhumado en una ceremonia íntima. 

Stella Maris Peloso y Enrique Maldonado, la mamá y el papá de Santiago, fueron quienes inauguraron la despedida en la sala velatoria Serrano. Stella casi no se movió del cajón donde se encontraba el cuerpo de su hijo más chico, que fue trasladado desde Buenos Aires el viernes a última hora. Hacía mucho que no veía a Santiago. Fue a fines de julio que Stella habló con él por última vez. Días después, el 1 de agosto, la Gendarmería lo persiguió en una cacería armada, en el marco de un operativo represivo que desplegó sobre la comunidad mapuche en resistencia de Cushamen, con quien el joven se había solidarizado durante su estancia en la Patagonia argentina. 

Pasadas las 15, se sumaron a la despedida los hermanos de Santiago, Sergio y Germán, y sus compañeras Andrea y Carolina. También algunos amigos cercanos del joven y de la familia. El cuerpo del joven fue hallado a mediados de octubre en el Río Chubut y trasladado de inmediato a la morgue judicial de Buenos Aires para determinar, vía autopsia y otros informes, causa, tiempo y lugar estipulado de muerte. Hasta que fue hallado en el agua, Santiago había estado 78 días desaparecido.  

Después de las 16, las puertas del lugar se abrieron para todos aquellos y aquellas que se acercaron a sumar su saludo. Entre vecinos, grupos de mochileros, anarquistas y jóvenes que se acercaron desde diferentes ciudades, hubo dirigentes políticos y referentes de derechos humanos que llegaron bien temprano a 25 de Mayo. Entre ellos, los dirigentes de izquierda Myriam Bregman, Nicolás del Caño y Vilma Ripoll; la diputada de Libres del Sur, Victoria Donda; la legisladora y nieta recuperada Victoria Montenegro y el secretario de Derechos Humanos de Santa Cruz Horacio Pietragalla, quienes se acercaron a saludar a la familia. Más tarde llegaron algunos referentes de Hijos y la Madre de Plaza de Mayo-línea fundadora, Nora Cortiñas. Esta mañana se sumaron otras madres y abuelas, además de integrantes de Familiares de Desaparecidos Detenidos por razones políticas. 

“Santiago es uno de los jóvenes a los que las fuerzas represivas asesinan por luchar, por ser solidarios. Como Maxi Kosteki y Darío Santillán, como Mariano Ferreyra. Es parte de esa juventud militante solidaria que hay en el país y que vuelve a su familia en un cajón solo por haber acompañado un reclamo por tierras”, postuló Bregman. Por su parte, Montenegro añadió que su presencia allí es para “acompañar a la familia”. “Nuestro reclamo y el reclamo de la familia siempre fue de aparición con vida. Ahora los acompañamos en este momento tan doloroso como necesario para tener un poco de paz y retomar nuevamente la lucha y los reclamos para que avance la causa judicial, para saber qué pasó con Santiago, qué hicieron con Santiago, qué sucedió. Como dijo Sergio, Santiago no murió de vacaciones, estaba integrando una protesta, reivindicando derechos y murió víctima de la represión ilegal que llevó adelante la Gendarmería”.  

El tránsito en la calle 6 de la ciudad, en donde está ubicada la Cochería Serrano, estuvo interrumpido desde la mañana. Con el correr del día, el asfalto se fue llenando de visitantes, en su mayoría amigos de la familia y de Santiago que se acercaron desde diferentes puntos del país. En la ciudad también fueron suspendidos los partidos que la liga local de fútbol tenía programados para hoy y un festival municipal de batucadas. 

La puerta de la cochería se llenó de recuerdos florales de sindicatos, agrupaciones sociales, familia y vecinos. La puerta fue cubierta por carteles con las leyendas “Justicia” y “No me olviden” y una bandera con la cara de Santiago, se repitió la cantidad de veces suficiente para dibujar un corazón en la calle y se repitió en algunas rejas y árboles de los alrededores de la casa velatoria. 

La familia había informado el viernes que la despedida de Santiago en 25 de Mayo estaba abierta a la comunidad y había pedido que quienes se acercaran lo hicieran sin banderas políticas. En el pueblo, no obstante, circuló un rumor de que llegarían hordas de militantes “a romper todo”, así que “había vecinos un poco asustados” que cerraron sus negocios o guardaron sus autos en las cocheras, informaron asistentes a la despedida. El ingreso de gente al velatorio continuó ayer hasta las 22 y se retomará bien temprano hoy –a las 8– hasta las 11, cuando comenzarán los preparativos para que el cuerpo sea trasladado al cementerio. A través de un comunicado que difundieron vía redes sociales, la familia Maldonado aclaró que la inhumación de los restos de Santiago sería reservada para amigos y familiares. 

El viernes a primera hora de la tarde fueron difundidos los resultados de la autopsia y las pericias complementarias realizadas al cuerpo de Santiago. Las decenas de expertos que participaron coincidieron en que Santiago murió por “ahogamiento por sumersión”, en un cuadro “coadyuvado por hipotermia” y su cadáver permaneció en el agua entre 55 y 73 días, informó el juez federal Gustavo Lleral, a cargo de la investigación caratulada desaparición forzada seguida de muerte.

Te puede interesar