Familiares de tripulantes del ARA San Juan apuntan contra Oscar Aguad y la Armada

Nacionales 24 de noviembre Por
El ministro de Defensa y la fuerza militar fueron el foco de las críticas por el manejo de la información y el operativo de rescate.
balbi

Tras la confirmación de Enrique Balbi sobre una explosión en el submarino ARA San Juan llegaron las críticas, que apuntan directamente al ministro de Defensa Oscar Aguad y a la Armada Argentina, a cargo de la búsqueda.

 

"¡Mandaron una mierda a navegar!", dijo Itatí Leguizamón, mujer de Germán Suárez, uno de los hombres a bordo del ARA San Juan. "¿Cómo no van a pasar estas cosas? Inauguraron años atrás un submarino pintado por fuera", reclamó, y cuestionó: "Yo presentí algo muy malo. ¿Por qué se demoraron tanto?".

 

Por su parte, María Rosa, madre de otro de los tripulantes, se quejó por la comunicación que bajaron los superiores de la fuerza sobre la desaparición del submarino: "Nos mintieron desde el primer día", expresó.

 

En su descargo también le habló al presidente Mauricio Macri y le pidió que "ponga orden" en la Armada y solicitó la remoción del jefe de la fuerza."Lo único que quiero decirle al Almirante (Marcelo Srur) que si no está en condiciones que se vaya", bramó María Rosa mientras se retiraba en un auto desde la Base Naval de regreso a Punta Alta. La mujer manifestó su "desilusión" y acusó a los voceros de la Armada de mentirle. "Me vuelvo a Punta Alta, no quiero que mientan más", dijo. Y se fue del lugar con una pregunta, cuya respuesta supone dolorosa: "¿A quién van a buscar?".

 

Otra crítica la precisaron los hermanos de Cristian David Ibañez, cabo principal y parte del equipo de radaristas del submarino. "Desde que nos dijeron que había desaparecido afirmaron que, por protocolo, el submarino debía estar en superficie, pero es sólo una suposición. Si están buscando un submarino y no un barco, ¿por qué no lo buscaron desde un primer momento bajo el agua?", cuestionó Federico, hermano de Ibáñez.

 

Los parientes evaluaron además que las 48 horas de espera hasta el inicio de la búsqueda y el rastreo por superficie fueron factores que demoraron el hallazgo del sumergible. "Tengo mucho dolor por las decisiones que se tomaron. Tanto protocolo, y ahora quién nos lo devuelve", se lamentó entre lágrimas Elena, la otra hermana de Ibáñez.

 

Otra de las críticas que esgrimieron fue la "demora" en aceptar la ayuda internacional. "Si hubiesen aceptado la ayuda apenas se supo (sobre) la comunicación, ya los habrían encontrado. Perdieron el tiempo por seguir el protocolo. Desde un principio tendrían que haber aceptado la ayuda que no hay acá", opinó Federico.

Te puede interesar