Encuentro de sindicalistas y dirigentes sociales con el Papa. Con la reforma laboral de fondo

Internacionales 23 de noviembre Por
Dirigentes de la conducción de la CGT, las CTA y la CTEP participan de una reunión internacional de organizaciones sindicales que será clausurada por Francisco. Algunos buscan transmitirle al Papa sus discrepancias con los cambios que impulsa el Gobierno.
cgt

Buena parte de la conducción de la CGT y representantes de las CTA e incluso de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) se encuentran en este momento en el Vaticano. Hoy y mañana participarán del encuentro internacional de organizaciones sindicales que será clausurado por el papa Francisco. Por la delegación argentina hablarán el triunviro cegetista Héctor Daer y el referente de la CTEP, Esteban “Gringo” Castro. La reunión se realiza en medio del debate por la reforma laboral.

El lema del encuentro internacional es “El Trabajo y el movimiento de los trabajadores al centro del desarrollo humano integral, sostenible y solidario” cuenta con el respaldo de Francisco. Daer, de estrecha amistad con el líder religioso, participó de la organización. Son doscientas las organizaciones sindicales inscriptas de 40 países. 

La delegación argentina estuvo ayer cerca de Francisco. Los argentinos ocuparon uno de los corralitos que tiene la plaza de San Pedro donde el Papa desarrolla una extensa audiencia pública que incluye una ronda en su vehículo personal para luego recorrer un sector de vallas donde están los invitados especiales. El resto de los creyentes lo observa desde una mayor distancia.

Uno de los objetivos del encuentro que se organizó bajo mandato papal es intentar responder la pregunta: “¿Por qué el mundo del trabajo continúa siendo la clave del desarrollo en el mundo global?” Mañana, poco después del mediodía, los gremialistas escucharán la mirada del mundo laboral de Francisco cuando éste clausure el encuentro. Durante las dos jornadas sólo Daer y Castro serán los oradores por la Argentina. Pero no serán las únicas voces argentinas porque el responsable de abrir la reunión es el titular de la Pastoral Social porteña, el cura Carlos Accaputo, enlace del dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que organiza el evento. Según reza la agenda de la reunión, también estará presente y será uno de los oradores, el teólogo jesuita Juan Carlos Scannone.

Según trascendió el rol de los otros participantes de la delegación argentina será el de oyentes y se sentarán en las ubicaciones que les indiquen en el aula dispuesta para la reunión y que se llama Pablo VI.

Si bien este encuentro internacional se organizó a principios de este año terminó coincidiendo con el debate de la reforma laboral que impulsa el gobierno de Cambiemos. En ese sentido, los conductores de la CGT se preocuparon en alcanzar un acuerdo con el oficialismo para quitar del texto del proyecto buena parte de los artículos considerados antipáticos. Preferían llegar a Roma con una media victoria que con una derrota como la que significaría si el proyecto ingresaba al Congreso tal como la había redactado el gobierno. De todas maneras eso no evitará que algunos de los miembros de la delegación intenten hacerle llegar al Papa sus discrepancias con el proyecto oficialista.

Por ahora no está prevista una reunión de los argentinos con Francisco. El listado de participantes incluye al también triunviro Juan Carlos Schmid; Pablo Micheli, de la CTA Autónoma; el ex embajador ante el Vaticano, Carlos Custer; al secretario general de ATE, Hugo Godoy; y al presidente de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales, Julio Fuentes, Roberto Baradel (Suteba), Norberto Di Próspero (Legislativos), Francisco “Barba” Gutiérrez (UOM), Gerardo Martínez (Uocra), Federico West Ocampo (Sanidad), Julio Piumato (judiciales) y Carlos Frigerio (cerveceros), entre otros. El único triunviro que no viajó fue Carlos Acuña (estaciones de servicio).

Te puede interesar