Alberto Fernández: "Nadie crea una empresa offshore con fines santos"

Política 05 de abril de 2016 Por
El ex jefe de Gabinete dijo que la explicación de Macri sobre la sociedad en Bahamas es "insuficiente". Admitió que la Oficina Anticorrupción con el kirchnerismo funcionó de manera "pasiva"
image (1)

fernandez

Palos para todos lados. Alberto Fernández habla desde la libertad de ya no ser kirchnerista pero tampoco macrista. Si bien reconoce que la creación de una empresa offshore en un paraíso fiscal no es un delito en sí mismo, ve una falta "ética".

Prefiere no poner las manos en el fuego por Néstor y Cristina Kirchner. Sorprende criticando a su amigo Julio Vitobello al frente la Oficina Anticorrupción kirchnerista. Y sobre el final reprende duramente a Miguel Angel Pichetto y Juan Manuel Urtubey.

-¿Qué opina de los Panamá Papers?

- Es una forma de dejar al descubierto lo que todos conocemos que pasa. En Argentina muchos constituyen empresas offshore. En principio eso no es delito. Pero nadie crea una empresa offshore con fines santos. Cuando uno crea una es porque quiere lavar dinero o quiere eludir impuestos en Argentina.

-¿Eludir o evadir?

- Eludir. Porque yo puedo constituir una empresa offshore y mandar los fondos a Bahamas. Pero todos los movimientos en Bahamas son ajenos a la AFIP. En principio esto no es delito pero es reñido con la ética. Si querían invertir en Brasil, ¿por qué no invirtieron directamente?

-¿La mayoría de los empresarios argentinos tienen empresas offshore?

- Algo de cierto hay. Pero ese no es buen consuelo. Millones de argentinos pasan el semáforo en rojo pero eso no significa que yo lo pase. El delito tiene varias etapas: hay un momento donde el delito se idea, un momento donde empieza a prepararse, luego consumarse y luego se consumó. Crear un delito offshore es un acto preparatorio de un delito. No es punible. Pero es muy poco ético.

-Macri dice que era del padre y para hacer un Pago Fácil en Brasil.

- Macri dice que no es accionista, es cierto. Pero él era director de la sociedad. No era un empleado llano.

-¿El director puede desconocer la existencia de la empresa?

- No. Si debe firmar todos los años el balance.

-La sociedad está pidiendo justicia. Hay mucha esperanza con Cambiemos con respecto a esto. ¿Se vino abajo?

- No. Hubiera sido mejor que esto no ocurriera. Lo de Macri preocupa. Preocupa mucho más lo de (Néstor) Grindetti. Era su ministro de Economía en la Ciudad. No quiero que esto sirva para tapar otros casos de corrupción.

-¿Qué te genera ver a Jaime comprando chatarra?

- No hay que transpolar los hechos del Presidente al pasado. Tal vez la opción que había era comprar eso.

-Pero era chatarra.

- Puede ser. Tiene que explicarlo.

-En otra causas admitió haber recibido dádivas.

- Si fue coimeado, no hay nada que discutir.

-Cirielli dice que Jaime iba con los bolsos a ver a Néstor.

- Me hubiera gustado que lo diga antes.

-¿Pero es verdad o mentira?

- No tengo ni idea. Pero si él lo supo, ¿por qué no lo dijo?

-¿Nunca vio bolsos?

- Nunca vi semejante cosa. La señora Miriam Quiroga cuando fue a la Justicia se desdijo de todo.

-¿Pone las manos en el fuego por Néstor?

- No pongo las manos en el fuego por nadie, salvo por mí. Es una ilusión óptica pensar que uno puede estar al tanto de lo que hacían todos. Yo rindo cuentas por mí.

-¿Qué opina del rol de la Oficina Anticorrupción?

- Fue una pésima idea nombrar a alguien que no fue abogado. El rol de la oficina es investigar. ¿Qué hace un politólogo ahí adentro? No fue una buena idea. Laura Alonso es muy honesta pero no entiende de qué se trata.

-¿Con (Julio) Vitobello funcionaba bien?

- Con Vitobello la Oficina Anticorrupción tuvo un rol muy pasivo.

-¿Por qué?

- Porque hizo poco. Porque se movió poco la oficina.

-¿Y los jueces que de pronto se despertaron?

- Hay una práctica judicial perversa que es funcionar de acuerdo a como sopla el viento político.

-¿Qué va a pasar con el peronismo?

- El peronismo está en una situación muy compleja. Debe llamarse a la reflexión y discutir qué es y qué quiere representar. Con Luder fuimos conservadores, con Menem neoliberales, con Duhalde conservadores populares, con Kirchner progresistas y con Cristina patéticos.

-¿Patéticos?

- Ahora escucho de gente que está arrepentida de hacerle el caso a Cristina. Ahora resucita que descubren que Cristina era arbitraria. Es una vergüenza.

-¿Lo dice por (Miguel Angel) Pichetto?

- Miguel no puede decir que ahora puede hablar libremente. ¿Qué te impide hablar libremente?

-¿Pero qué va a pasar con el peronismo?

- Dentro del peronismo está conviviendo Cristina y La Cámpora con Urtubey, que en Salta pone la enseñanza religiosa obligatoria y premia a los diputados que votan en contra del matrimonio igualitario. Eso me parece patético. Ese peronismo conservador recalciltrante no lo quiero en el país.

-Queda (Sergio) Massa entonces.

- Es una promesa da la política. Pero Sergio es mucho más que el peronismo. Lo excede. Es muy saludable que sea así. Los partidos hoy no dividen a la sociedad argentina.

Boletín de noticias