publicidades.imagen.87bd210ad54340e3.aW1hZ2VuLmdpZg==

Margarita Stolbizer: "Que el oficialismo no escuche le deja todo servido al kirchnerismo"

La diputada nacional, Margarita Stolbizer aseveró sobre el paro de este miércoles 24 de enero que "no le doy legitimidad a los convocantes, se callaron la boca cuatro años". "Está el intento de una nueva grieta por parte del Gobierno", sostuvo en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

25/01/2024 Red Online Red Online




AA1llVB5

Margarita Stolbizer es diputada nacional desde 2021 por Buenos Aires y líder del partido GEN. También fue diputada en el año 2009, 2017, miembro del Consejo de Presidencia de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Latinoamericano.

¿Qué balance hacés de lo que ocurrió este miércoles?

Si lo tengo que mirar desde la perspectiva que se movilizó y escuchando a la gente (a través de los medios) que se movilizó de manera espontánea, tienen razones para reclamar, quejarse y demandar. Me parece que las hay, no tengo ninguna duda. Sumado a la tremenda incertidumbre que hay en este momento sobre la vida de las personas.

Me pongo del otro lugar y vengo siendo bastante crítica de la convocatoria a una marcha a un Gobierno que recién comienza, que tiene 40 días, con el cual tengo muchas diferencias y soy muy crítica de todas las primeras medidas. Pero me da la impresión de que se podría esperar un poco más para hacer una convocatoria de este tipo. El Gobierno merece un poco más de tiempo.

La otra cuestión es que soy bastante crítica de los convocantes, a quienes no les reconozco la autoridad, ni la legitimidad, a estos señores enriquecidos a costa de representar trabajadores muy pobres. Hoy incluso los trabajadores formales. No le doy legitimidad a los convocantes, se callaron la boca cuatro años mientras el gobierno anterior generaba, en gran medida, las condiciones que hoy estamos pagando. Insisto en que lo hago desde una mirada muy crítica del actual gobierno, no creyendo que las primeras medidas resuelvan los problemas.

El hecho de que se haya logrado un dictamen tan controversial como el que se logró, que tiene tantas disidencias y distintos dictámenes de minoría, y que se haya pospuesto una semana el tratamiento en el recinto, ¿implica que realmente la situación es muy dificultosa para el Gobierno?

 
El Gobierno tiene una debilidad genética y está en una situación dificultosa. Sobre todo, teniendo en cuenta que ellos alardean demasiado. El Gobierno tiene una soberbia típica de los ganadores, como diciendo: "El Presidente ganó con el porcentaje (56%) más alto". Y la realidad es que no, se están chocando con la realidad. Javier Milei tiene una representación que es del 30%, lo que consiguió en el balotaje tenía más que ver con el deseo de que no ganara Sergio Massa que a su favor.

La CGT mostró su fuerza en las calles durante el primer paro nacional contra Javier Milei

Entonces, esa representación del 30%, que en el Congreso incluso es mucho más limitada, se siente y eso le dificulta las cosas. Veo que también tienen varias dificultades porque tiene una carencia de gente que pueda llevar adelante la discusión en el Congreso. Les cuesta mucho eso porque la gente que ingresó no tiene ningún tipo de experiencia. Esas cosas en el Parlamento también se sienten.

 
Además de las diferencias que tengo de forma y contenido, también tengo diferencias respecto de la estrategia. No es buena la estrategia de ir a pelear con un "proyecto ómnibus", que mete tanta cantidad de temas y muy diversos, ni enfrentarse al mismo tiempo con tantos sectores económicos y sociales. Ahí cometieron el error y eso también es lo que los pone en una situación de debilidad. El Presidente debió haber mandado entre tres y cinco leyes de esas que eran muy fáciles para conseguir acompañamiento y eso le hubiera dado un pie mucho más fuerte para luego avanzar en otros temas.

La Liga de Intendentes del Interior entra en guerra con el Gobierno por las tarifas del transporte

Nadie como vos conoce la dificultad de estar fuera de la grieta de este país. En los últimos 25 años te tocó hacer equilibrio continuo en ese dificultoso sector del centro en la política que, al mismo tiempo, representa a la mayoría de Argentina, aunque luego electoralmente (por el sistema que tenemos de balotaje) termina siendo quien gobierne el que represente la polarización. Los cientistas políticos tienen discusiones respecto de si este gobierno es de un partido nuevo, improvisado en dos años (La Libertad Avanza), y eso lo hace diferente del de Jair Bolsonaro (que tenía 20 años de diputado) o el de Donald Trump (que había intentado otras veces competir en las internas del Partido Republicano y, de hecho, llegó con todo el Partido Republicano atrás. O que no, que en realidad este gobierno no es el de La Libertad Avanza, sino que es el "segundo tiempo" del gobierno de Mauricio Macri, quien eligió a Milei por encima de Horacio Rodríguez Larreta y luego de Patricia Bullrich. Y que en realidad este es el "segundo tiempo" del gobierno de Macri, no es de improvisados sino que es un gobierno de personas que cumplieron funciones en distintos gobiernos empezando por Bullrich, pero también con Luis Caputo. Son dos visiones. ¿Estamos frente a un gobierno de un partido nuevo o estamos en la continuidad de un "segundo tiempo" de una forma distinta, una alianza distinta del PRO? Vos que conocés a sirios y troyanos, ¿por cuál de las dos te inclinás o qué mix hacés?

 

No me sentiría segura afirmando ninguna de las dos posiciones. Tal vez, en el ánimo o en la vocación de Macri estuviera la posibilidad de apropiarse de este Gobierno, pero no veo que Milei le dé demasiado margen a Macri. Me siento sorprendida frente a algunas cosas que veo, que lo paran al Presidente más en el lugar ese del bendecido por las "fuerzas del cielo", como él lo llama, de esos que se creen en realidad que tienen una misión particular que cumplir en la Tierra y que prácticamente a Milei parece que lo sigue una secta.

Puede sonar muy duro, pero hoy estoy viendo eso. Por eso es que tampoco la afirmación de tu primera hipótesis me cierra del todo, ya que no veo que sea el gobierno de un nuevo partido político, sino que observo una situación más peligrosa, al menos para quienes tenemos la convicción de que la democracia se debe sostener en partidos políticos y no me asustan los partidos políticos ni de ultraderecha ni de ultraizquierda en la medida en que eso esté sometido a un régimen institucional como el que tiene nuestra democracia constitucional. No lo estoy viendo en este momento y, por lo tanto, no adhiero de manera definitiva a ninguna de tus dos hipótesis.

 
¿Casta o no casta? ¿Quién y cómo se define?

Aún más preocupante una secta, ni siquiera un partido. ¿Cómo calificarías a lo que se denomina como "oposición dialoguista", que vos integrás, encabezando el bloque de Miguel Ángel Pichetto? ¿Están haciendo una alternativa transgrieta, creando sin que nos demos cuenta una visión superadora de lo que vulgarmente llamamos la "grieta" y a Jorge García Cuerva (arzobispo de Buenos Aires) le gusta llamar mejor "herida"? ¿Se está cicatrizando la "herida" en esta oposición dialoguista que significa la superación de la "grieta"?

Todavía no lo puedo ver definitivamente así. Hay una oposición que actúa con mucha responsabilidad, aún con las diferencias que puedo tener con la estrategia que definió ese grupo, que fue el acompañamiento del dictamen. Creo que actúan con mucha responsabilidad, pero todavía estamos lejos de que eso puede reflejarse como un cierre de la grieta. Porque, además, en lo que estamos viendo está el intento de una nueva grieta por parte del Gobierno, que insulta a todo el Congreso de la mañana a la noche, a todos por igual. Esto claramente es un populismo. Muchos de los que están ahí abrazados al Ejecutivo renegaron muchas veces del populismo en Argentina y estamos viendo una nueva versión del populismo, una versión muy de derecha, pero no deja de ser eso. Todavía no estoy viendo esto. Ojalá tus palabras reflejen alguna intención o estrategia que todavía no encuentro.

 
Un diputado cordobés denunció que firmaron un dictamen que fue modificado por el Gobierno

El futuro político de la Argentina
Es decir, más allá de las consecuencias de un día o del otro, superando la coyuntura y levantando la mirada, ¿cómo imaginás la alternancia democrática en la Argentina del 2025 y 2027?

Más allá de los propios contenidos en los que uno puede diferir o no, creo que se cometen errores de estrategia por parte de La Libertad Avanza. Los errores del Gobierno reinstalan el modelo kirchnerista, un modelo de gestión y poder que instaló el kirchnerismo con muchos aliados en los sectores sindicales.

Después de haber escuchado durante tres días a distintas organizaciones y sectores que vinieron con sus planteos a la Cámara, que el oficialismo no escuche le deja todo servido al kirchnerismo que, tras fracasar y llevarnos a esta situación tremenda, se toman de todas estas críticas legítimas y reclamos, se apropian de todo eso y vuelven a estar en el centro de la escena. Eso es siempre el paso hacia atrás, es como que estamos condenados a retroceder y nos cuesta mucho construir una visión y estrategia de futuro, y cómo poder encararlo. Para lo cual creo que superar la grieta es imprescindible.

Agost Carreño advirtió que la ley Ómnibus puede caerse si no hay “un acuerdo integral”

Sin embargo, seguimos viviendo de una grieta a otra y eso nos condena siempre a estar dependiendo del pasado.

Powered by DaysPedia.com
Hora Actual en Buenos Aires
075124pm
lun, 12 de octubre






Lo más visto
815618-sin-20t-c3-adtulo-4

La recta final hacia el juicio por el atentado contra CFK: los testigos claves y la pelea por los jueces. Todas las partes involucradas presentaron pedidos de nuevas medidas

Red Online
Judiciales 14/02/2024

El proceso oral por el ataque a la expresidenta entró en etapa de definiciones. La fiscalía, la querella y los acusados ya elevaron sus solicitudes de pruebas, nuevas medidas de investigación y de declaración de cientos de testigos. Las citaciones de la fiscal Gabriela Baigún incluyen a Patricia Bullrich, a las secretarias de Gerardo Milman y dirigentes de Revolución Federal, entre otros. Recusaciones y problemas para conformar el tribunal.